Las obras de los siete apartaderos de la línea Sagunto-Zaragoza finalizarán en abril del 2022

Adif podría poner en servicio los siete apartaderos de la línea Sagunto-Teruel-Zaragoza “antes de que finalice el 2022”, según ha expresado este lunes su director general, Ángel Contreras, tras la visita que ha realizado a los apartaderos de Estivella y la Puebla de Valverde junto a representantes de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV).

El director general de Adif ha expuesto que de estos siete apartaderos – a los que habría que añadir otro en la localidad turolense de Cella– ya se han finalizado las obras en cuatro de ellos, en concreto, los ubicados en los municipios de la Puebla de Valverde, Barracas, Navajas y Estivella, mientras que los tres restantes -los de Ferreruela, Teruel y Cariñena- estarán acabadas  alrededor del mes de abril del próximo año, “y a partir de ese momento continuaría todo el proceso para ponerlos en servicio”, ha remarcado Contreras.

Con la construcción de estos apartaderos, que están adaptados para trenes de mercancías de 750 metros de longitud y que han sido cofinanciados por la APV con un total de 20,6 millones de euros, Adif continúa avanzado con el Plan Director de la línea ferroviaria que une Zaragoza con Sagunto y que cuenta con un presupuesto de 441 millones de euros, de los que ya se han ejecutado 100 millones y han sido adjudicados otros 200 millones.

“Estamos ya en la fase de electrificación -ha continuado Contreras-,  y la  fase de Zaragoza-Teruel ya está adjudicada, y entre Teruel y Sagunto estamos pendientes de una declaración de impacto medioambiental. La tramitación ambiental ya está lanzada y dependemos del Ministerio de Transición Ecológica y en el momento que se apruebe se licitarán nuevas obras”.

En cuanto a los tráficos de mercancías que genera esta línea ferroviaria entre Sagunto y Zaragoza, Contreras ha explicado que “se han multiplicado por más de diez” en los últimos años. En este sentido, la puesta en servicio del tren de esta línea ha pasado de los tres trenes semanales en el 2017 a los 30 semanales en el 2021, llegando incluso a picos de 44 trenes semanales.

El director general de ADIF, Ángel Contreras y el presidente del puerto de Valencia, Aurelio Martínez, durante su visita al apartadero de la localidad de la Puebla de Valverde

Martínez considera necesario esperar a la evolución de los tráficos para estudiar la viabilidad de una doble vía ferroviaria entre Sagunto y Zaragoza

Respecto a la posibilidad de aumentar esta línea a una doble vía ferroviaria, el presidente del puerto de Valencia, Aurelio Martínez, ha sostenido que es necesario esperar a la evolución de sus tráficos: “Creo que sí, pero vamos a esperar a ver cómo evoluciona”, ha puntualizado Martínez, argumentando que la puesta en marcha de esta doble vía podría resultar “no tan cara después de todo el esfuerzo que ya se ha realizado”.

“Ojalá lleguemos -ha continuado Martínez- a un punto en el que las demandas de tráfico obliguen a replantearse la doble vía.  No sé cuándo, pero se tendrá que replantear esta cuestión en algún momento”, ha expuesto Martínez, calificando a esta línea de “estrategia” para la APV porque  “conecta zonas muy dinámicas de crecimiento en España”.

En cuanto a la posibilidad de impulsar una autopista ferroviaria entre Sagunto  y Zaragoza, al estilo de la que se ha propuesto para la conexión Valencia-Madrid,  el presidente de la APV ha expuesto que aunque en la línea entre Sagunto y Zaragoza se da la distancia adecuada, “creo que todavía no hay el tráfico suficiente”, si bien ha apuntado la conveniencia de “ir pensando en estas cosas”.

Del mismo modo se ha expresado el director general de Adif,  señalando que las autopistas ferroviarias “son una realidad en la que estamos trabajando” con el objetivo de Adif de seguir trasvasando mercancías de la carretera al ferrocarril. “El propio puerto de Valencia ha firmado un convenio con Adif respecto a Madrid, se está trabajando en Zaragoza-Algeciras, pero es necesario ver cómo evolucionan los tráficos de esta línea”, ha concluido Contreras.