Las primeras vacunas llegan a España en vuelos regulares de Iberia

Un nuevo cargamento de vacunas de Pfizer llegó a Barcelona, Madrid, Vitoria, Valencia y Sevilla anoche en un vuelo regular de Iberia procedente de Bruselas. Posteriormente partieron también hacia Canarias en un avión carguero de Iberia/IAG Cargo. La compañía ha sido la primera aerolínea en transportarlas, puesto que hasta ahora habían sido llevadas en dispositivos especiales por carretera, helicóptero o en aviones militares.

Si esta pasada primavera Iberia realizó cerca de 100 vuelos con material sanitario de protección desde China, ahora se ha preparado para distribuir la vacuna donde sea necesario, ya que dispone de un producto específico para el transporte y tratamiento de material farmacéutico, “Constant Climate”, camiones frigoríficos para el traslado del avión a la terminal y viceversa, instalaciones para el almacenaje, y tratamiento en la propia terminal y aviones, cuyas bodegas pueden transportar esta mercancía con toda seguridad. 

Las vacunas están ya en Tenerife y Gran Canaria

Dos pallets de 66 y 69 kg., respectivamente, llegaron anoche a las 22:00 horas a Madrid, en el vuelo IB3205 procedente de Bruselas, en un avión regular dotado con bodegas refrigeradas que permiten el transporte de las vacunas de una forma óptima.

Las vacunas se entregan capilarmente a los centros sanitarios

Una vez llegaron a Madrid, y escoltados por la Policía Nacional, fueron rápidamente llevadas a la terminal de carga, que está preparada para el tratamiento y conservación de productos farmacéuticos en condiciones tan exigentes como las que requiere esta vacuna.  Ya de madrugada, Iberia volvió a embarcarlas en el vuelo carguero IB9011, que despegó esta madrugada, a las 4 de la mañana, rumbo a Canarias.

A las 6 de la mañana, hora insular, ha aterrizado el vuelo IB9011 en Gran Canaria y ha proseguido su viaje hacia Tenerife, donde ha aterrizado a las 7:50 horas.

Anterior artículoEl puerto de Barcelona camino a la digitalización definitiva
Siguiente artículoEl sector aéreo constituye un grupo de trabajo para optimizar la logística de las vacunas