Los expertos analizan los retos del transporte en el Congreso AET

La Asociación Española del Transporte (AET) organizó el II Congreso AET: Transporte 5.0, innovación disruptiva. Los más de cien expertos y profesionales del sector que asistieron a las dos jornadas analizaron el estado actual y los retos asociados a los desarrollos tecnológicos en todas las áreas de especialización del sector.

Además, pusieron en común los nuevos desarrollos tecnológicos que están transformando el sector de la logística y la movilidad, y las oportunidades y los retos que representan estos avances.

En el primer bloque de debate, dedicado a puertos inteligentes, se reflexionó sobre los últimos avances en el desarrollo de los smart ports, que incorporan la innovación como elemento de competitividad, eficiencia, sostenibilidad, seguridad y protección en el sector logístico portuario español.

Asimismo, los representantes compartieron con los asistentes los proyectos en los que están inmersos. Entre ellos, sistemas que evitan la pérdida de la mercancía, avances para mejorar la visibilidad en los accesos y recorridos, gestión del dato y ciberseguridad, programas para la incorporación de drones en el monitoreo y supervisión de sus instalaciones.

En el segundo panel dedicado al talento se recordaron aspectos como el desajuste que hay en España y la variación interanual existente. Los expertos recordaron también que las empresas con equipos diversos son un 34% más productivas que el resto. Otra de las propuestas lanzadas fue la importancia de atraer talento internacional de forma ordenada y con formación previa en los países de origen.

En el tercer panel dedicado a la ciberseguridad en el transporte se analizó si era un tema aún pendiente para muchas empresas y se recordó que, sin un gobierno del dato, la IA no tiene sentido.

En el espacio para la Automatización en los procesos de carga aérea se explicaron los logros alcanzados en el proyecto Vellore CCS, en el que ya participan a día de hoy 13 aeropuertos españoles, 15 compañías transitarias, 7 agentes de handling, y 21 empresas transportistas.

La segunda jornada comenzó con el análisis de las nuevas tendencias en movilidad sostenible, con especial hincapié en la nueva legislación. En este sentido, se matizó que la Ley “quizá no será suficiente y que hay medidas que llegan tarde y obsoletas”. Los expertos participantes también recordaron que hay que continuar con el impulso al transporte público para que sea más atractivo que la opción del vehículo privado.

En la segunda sección, Sostenibilidad. Transición energética los expertos señalaron que este tipo de medidas, para ser consideradas como tal, deben ser “medioambientales, sociales y económicas” y que al contar con perfiles de usuarios muy distintos en el ámbito del transporte “la intermodalidad es fundamental”.

En cuanto a la implementación de nuevas fuentes de energía, consensuaron que “eliminar el tubo de escape de las ciudades debe ser una de las soluciones más urgentes”. Si bien matizaron que una misma solución no vale para todos, ya que, dependiendo del tipo de trayecto o del vehículo, la respuesta pasa por utilizar diferentes tipos de combustibles.

En cuanto al apartado Carretera: autopistas: viales, mar, ferrocarril se trató cómo es la convivencia entre los diferentes modos y los principales retos. Uno de los aspectos que se destacó es que hoy en día “en España las distancias hacen que el ferrocarril no sea competitivo con el camión”, también que “hay que apostar por la robustez del escenario tren-carretera” y que “las autopistas ferroviarias puede ser el gran cambio y revolución logística de las empresas españolas”.

Entre los desafíos más relevantes se recordó “la falta de maquinistas en conexiones internacionales hará que la demanda requiera de muchos más nodos intermodales”, de ahí que sea esencial que Europa “mime, potencie y dignifique esta profesión”.

El último bloque titulado Ferrocarril: Intermodalidad Global sirvió para recordar el gran peso de los puertos que acaparan en la actualidad más del 50% del origen y destino de las mercancías ferroviarias en España. Los participantes explicaron que son “nodos de agentes y de servicios, estratégicos para poder subir mercancías al tren y en los que es muy importante el trabajo conjunto con agentes-operadores para conseguir aumentar su peso específico”.

Asimismo, se detalló el papel de la carretera en la cadena de suministro que para ser eficiente en todos los tramos la simbiosis tren-camión es fundamental. El primero, puede con grandes volúmenes y distancias, mientras que el segundo aporta flexibilidad y rapidez.

Finalmente, otro de los puntos que se debatieron fue el del objetivo de llegar a la cuota del 10% en el transporte de mercancías por ferrocarril para el 2030, aspecto en el que se indicó que “solo se podrá conseguir si el precio no es el único factor a tener en cuenta, si no también que sea sostenible. El Estado debe hacer un esfuerzo si quiere llegar a esa meta, ya que debe ayudar a las necesidades que tiene el sector.

Imágenes del Congreso de la Asociación Española del Transporte