La industria eólica respira tras los anuncios del Gobierno

Entre las novedades del último Consejo de Ministros del año, se han aprobado distintas medidas que facilitan el desarrollo de los proyectos renovables en tramitación y de apoyo a la industria eólica.

Esta es una industria que opera una importante cadena de valor en nuestro país y también está sometida a las tensiones de la cadena logística.

El sector eólico, agrupado en la Asociación Empresarial Eólica (AEE) ve “acertadas y oportunas” las medidas aprobadas que eran urgentes para solucionar el futuro de decenas de miles de megavatios renovables y así asegurar el avance hacia los objetivos de transición energética y descarbonización del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Los más de 8.000 MW eólicos, que tenían pendiente la obtención de la Autorización Administrativa de Construcción (AAC) para finales de enero, ahora deberían tener suficiente tiempo para terminar este trámite y para ser construidos.

Así, la ampliación hasta 9 años del plazo de validez de los permisos de acceso de la eólica marina es coherente con las expectativas de tramitación de estos proyectos, la complejidad de los mismos al tratarse de tecnología flotante y la especificidad del mercado eólico marino en España.

Disponer de este mayor plazo para poder desarrollar los proyectos, permitirá además a los promotores comenzar a desarrollar con tiempo los mismos y poder incluso decidir entre cuál de las subastas del futuro calendario se encuentra la más adecuada a sus intereses.

Protección ante el desembarco de proveedores asiáticos

Para la industria, por voz de la AEE, disponer de más plazo para la puesta en marcha de los parques eólicos, desde el punto de vista de la industria eólica ubicada en nuestro país, tiene un efecto de reducción de la presión en la cadena de suministro, que permite reducir la inflación de precios de materias primas y componentes. La situación vigente hasta la fecha implicaba unos riesgos elevados en plazos y costes, que estaban siendo aprovechados por los competidores asiáticos para desembarcar en el mercado europeo.

Teresa Ribera
La ministra Teresa Ribera conversa con el presidente del puerto de Bilbao, Ricardo Barcala, en la botadura del prototipo de eólica flotante, de Saitec

También se felicitan desde la Asociación por la ampliación del “hito final” para la obtención de la autorización administrativa de explotación, que consideran “coherente y necesaria” puesto que se evita que algunos proyectos que han venido siendo paralizados por decisiones judiciales cautelares, como es el caso de más de 207 MW eólicos paralizados en Galicia, corran el riesgo de perder su acceso a la red si no cumplen el hito final hasta ahora vigente.

Desde la AEE señalan que las paralizaciones cautelares están siendo anuladas por el Tribunal Supremo, pero incidían en la pérdida de la ventana de oportunidad por tema de fechas de hitos cumplidos.

Como todo no podían ser parabienes, desde el sector eólico se anima a “dar un paso más” e implementar mecanismos adicionales que garanticen que los esfuerzos en la tramitación por parte de las Administraciones públicas se destinan a aquellos proyectos maduros que tienen por objetivo final ser construidos y puestos en operación.

De esta forma se impediría favorecer aquellas “prácticas especulativas” que no aportan valor añadido, de manera que los tiempos de tramitación sean los establecidos en la recientemente actualizada Directiva de Renovables de la UE.