La Ley de Movilidad Sostenible reiniciará su tramitación en febrero

El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, ha anunciado este jueves que el anteproyecto de la Ley de Movilidad Sostenible irá en febrero a Consejo de Ministros para su aprobación y así poder reiniciar cuanto antes su tramitación parlamentaria.

“El nuevo compromiso que hemos contraído con Bruselas es el de tenerla aprobada antes de finalizar el año. Va a ser una Ley en la que establecemos una auténtica política nacional de movilidad y transportes”. Así se ha expresado Óscar Puente en el desayuno informativo Fórum Europa Nueva Economía, celebrado en Madrid, en el que ha participado.

Durante su intervención, el titular del Departamento ha desgranado las prioridades del Ministerio, entre las que ha destacado esta Ley, que tendría que haber entrado en vigor el año pasado, pero cuya tramitación decayó por el adelanto electoral.

No en vano, el pilar normativo que proporcionará esta Ley será fundamental para completar la transición hacia una “movilidad sana, sostenible y segura, y para avanzar en la transformación de la ciudad de los coches a la ciudad de las personas”, según el ministro de Transportes.

En esta línea, ha asegurado que con esta Ley se establecerán las reglas para cogobernar la movilidad entre las distintas administraciones. A la vez que será el instrumento que permita acelerar la descarbonización del transporte, impulsando definitivamente el transporte de mercancías por ferrocarril.

Además, “reforzará el papel de las zonas de bajas emisiones, facultando la implantación a los Ayuntamientos de tasas de circulación o peajes urbanos y la que determinará en el futuro las decisiones de inversión en infraestructuras para garantizar su rentabilidad socioambiental”.

Asimismo, determinará en el futuro las decisiones de inversión en infraestructuras para garantizar su rentabilidad socioambiental e impulsará definitivamente el transporte de mercancías por ferrocarril.

Ferrocarril y transporte público, piedras angulares

Óscar Puente ha hecho hincapié en que la prioridad del Ministerio es contribuir a transformar España, para lo cual se dispone de una gran capacidad inversora.

Una transformación que, en todo caso, ha de ir de la mano de la descarbonización del sistema de transportes. Lo que convierte al ferrocarril y al transporte público en las piedras angulares de la estrategia del Departamento.