El Libro Blanco de la red ferroviaria vasca, con perspectiva de género 

La perspectiva de género, es decir, la visión desde el punto de la mujer en los diversos aspectos de la vida cotidiana, se viene impulsando por parte de empresas y administraciones. En lo referido al transporte y la movilidad de las personas, las estadísticas señalan que las mujeres son las principales usuarias del transporte público en general y del ferroviario en particular.

En concreto, en Euskadi los datos señalan que las mujeres representan un 63% de los usuarios de Euskotren -la compañía vasca de ferrocarril- y de Euskal Trenbide Sarea (ETS) -la red ferroviaria vasca- y también son ellas las que perciben la inseguridad de forma más acusada, lo que incide en su movilidad.

Para solventar las deficiencias en este aspecto, ETS ha editado un Libro Blanco con los criterios para el diseño de las estaciones de la red ferroviaria en Euskadi con perspectiva de género. El objeto de esta guía es establecer soluciones para que todas las personas usuarias de la infraestructura ferroviaria vasca, con independencia de sus condiciones de edad, género o capacidades, puedan utilizar los espacios y servicios de forma segura y cómoda.

Iñaki Arriola y Ernesto Martínez de Cabredo presentaron el Libro Blanco de la Red Ferroviaria Vasca

La presentación del Libro Blanco ha contado con la presencia del consejero de Trasportes del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, el Director General de ETS, Ernesto Martínez de Cabredo, y profesionales de distintos ámbitos que intervienen en el diseño y construcción de las estaciones de tren y tranvía, tanto en el interior de sus instalaciones como en su entorno.

El documento presentado establece el marco de actuación a la hora de ejecutar obras en las nuevas estaciones y también en las operaciones de rehabilitación o mejora de las ya existentes. Se trata de corregir de manera gradual los déficits de seguridad detectados desde el punto de vista de género, para lo que se desarrollarán diversas actuaciones a lo largo del año con su correspondiente provisión presupuestaria. Para este año se han consignado fondos por valor de un millón de euros para atajar situaciones de riesgo en referencia la accesibilidad, la iluminación, la limpieza, la presencia de personal o la visibilidad, porque son determinantes para garantizar la libertad de movimientos.