El cambio generacional del transporte, el comercio y la logística empieza en las aulas

Desde el Institut Les Salines, ubicado en El Prat de Llobregat (Barcelona), nos nutrimos del ecosistema logístico y portuario de nuestro entorno para ofrecer una formación especializada

El transporte y la logística son fundamentales para asegurar la cadena de suministro global y el abastecimiento de la población mundial. Sin una buena formación, los millones de profesionales que se dedican al sector no podrían desempeñar con éxito sus funciones, y como consecuencia, las empresas del sector y las instituciones competentes no tendrían a su alcance una mano de obra a la altura de las exigencias y retos presentes. Así, el comercio internacional es posible gracias a cada una de las personas que permiten y fomentan el intercambio de bienes y servicios. No obstante, el sector pasa por un contexto en el que cada día hacen falta más trabajadores cualificados. 

Desde el Institut Les Salines, ubicado en El Prat de Llobregat (Barcelona), Enric Colomer, jefe de Estudios Adjunto, explica que “nos nutrimos del ecosistema logístico y portuario de nuestro entorno para ofrecer una formación especializada”. En este sentido, junto al centro de estudios, se sitúan infraestructuras críticas como el puerto de Barcelona, la Zona de Actividad Logística (ZAL), y ejes industriales fundamentales como Mas Blau, Ca l’Alaio, Mas Mateu, el polígono Pratenc o la Zona Franca de Barcelona. Colomer subraya que las empresas que se ubican en el entorno de los institutos de formación y “que tienen convenio con nosotros” ofrecen un amplio abanico de oportunidades laborales a los alumnos, que aprenden y dan sus primeros pasos en el mundo laboral gracias a la Formación Profesional Dual.

Oferta formativa

Los alumnos que optan por adentrarse en el mundo del transporte, el comercio y la logística lo hacen, fundamentalmente, a través de dos ramas formativas en el Institut Les Salines. Enric Colomer explica que con 2.000 horas cada una de ellas, “se distribuyen en dos años y permiten a los estudiantes compaginar su aprendizaje en el aula con su paso por empresas de primer nivel dentro de estos sectores”. 

Por un lado, el Ciclo Formativo de Grado Superior de Transporte y Logística va orientado a todas aquellas personas que quieran desarrollar su carrera profesional en los ámbitos terrestre, marítimo o aéreo. Y es que el sector necesita cada vez más profesionales con estas competencias, y la demanda de mano de obra es cada vez mayor dentro de este segmento. Por ello, este Ciclo Formativo capacita al alumnado para organizar, gestionar y controlar las operaciones del transporte de mercancías y viajeros en el ámbito nacional e internacional, así como planificar y gestionar las actividades logísticas de una empresa, lo que ofrece una amplia gama de salidas profesionales. 

Por otro lado, el Ciclo Formativo de Grado Superior de Comercio Internacional capacita para planificar y gestionar los procesos de importación y exportación, e introducción y expedición de mercancías. Con ello, los estudiantes no solamente aprenden las competencias necesarias para el transporte internacional de mercancías, sino que va más allá y engloba la gestión económica y financiera de la empresa, logística de almacenaje, gestión administrativa, sistema de información de mercados, marketing, negociación, y medios de pago internacional, ofreciendo igualmente una amplia gama de salidas profesionales.

Aprender en primera persona

“Gracias a la Formación Profesional Dual, los alumnos pueden optar por unas prácticas de entre 900 y 1.100 horas, con un horario de 5 horas en periodo lectivo (de septiembre a mayo) y mayoritariamente de mañanas, aunque también cabe la posibilidad de desarrollar las prácticas en periodo no lectivo (de junio a julio) con una jornada de 8 horas”, tal y como señala Enric Colomer. 

En las aulas de los institutos de Formación Profesional, cada vez hay más personas que se apuntan a emprender su carrera profesional en el campo de la logística y el transporte. “Y lo hacen tanto hombres como mujeres, en un sector que cada vez está menos masculinizado”, señala Enric Colomer. Por ello, “invitamos a que los jóvenes se interesen por el transporte, la logística y el comercio internacional, un segmento que ofrece una infinidad de salidas profesionales”, insiste Colomer.