Carta desde La Rioja al “Rey Mago” José Antonio Santano

El nombramiento de un nuevo equipo en el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible está dando lugar a que cada una de las administraciones autonómicas, provinciales y locales vuelvan a exponer sus reivindicaciones en la materia. Es el caso del Gobierno de La Rioja, también de corta trayectoria, que ha enviado al consejero de Política Local, Infraestructuras y Lucha contra la Despoblación, Daniel Osés, para hacerse oír en Madrid.

Allí ha sido recibido por el secretario de Estado, José Antonio Santano, y la secretaria general de Transporte Terrestre, Marta Serrano.

Osés, en representación del presidente del Gobierno de La Rioja, Gonzalo Capellán, ha insistido en las demandas trasladadas en octubre a los anteriores responsables ministeriales, confiando en “que el nuevo equipo apueste decididamente por La Rioja y asuma el déficit histórico que sufrimos en materia de conexiones” unas carencias que “requiere de una respuesta por parte del Ejecutivo central”.

La Rioja, una isla logística

Las reivindicaciones tienen que ver con “la situación de insularidad” de La Rioja que necesita de nuevas frecuencias ferroviarias con Madrid, así como la declaración de OSP, Obligación de Servicio Público, del vuelo Logroño-Madrid.

El aeropuerto de Agoncillo movió poco más de 16.000 pasajeros y ninguna mercancía en las menos de 2.000 operativas (unos 5 vuelos diarios) a lo largo del año pasado. Este es el motivo por el que Daniel Osés solicita “medidas eficaces” para su revitalización.

El grueso de las reivindicaciones viene por el lado de la carretera. Osés ha pedido “previsión” a la hora de planificar los nuevos accesos a la AP-68 con el objetivo de que vertebre la Región una vez que esta vía de peaje sea liberada en el año 2026.

Asimismo, ha destacado la urgencia de llevar a cabo el desdoblamiento de la N-232 a su paso por La Rioja, una medida “imprescindible para reducir la siniestralidad” de la vía, así como de acometer con la mayor celeridad posible el necesario acceso entre esta carretera estatal y la LR-507 para mejorar la seguridad vial en la localidad de San Asensio.

Igualmente, el consejero ha requerido la ejecución integral de la A-12 como enlace entre Logroño y Burgos, un eje de vital importancia para la mejora de las conexiones entre La Rioja y Madrid, así como con el resto de España.

Las peticiones del Consejero Osés a Santano finalizan con la petición de la revisión integral del trazado de la carretera N-111 entre el túnel de Piqueras e Islallana; la mejora y construcción de accesos al Polígono Industrial “El Recuenco” de Calahorra desde la N-232; la creación de un enlace entre la AP-68, N-232 y LR-134; y la adecuación de la antigua travesía de la carretera nacional N-232, a su paso por Alfaro.