Hacia una logística más atractiva: oportunidades y cambios en la industria

Muchos jóvenes desconocen la existencia de grados universitarios específicos en logística que los preparan para ocupar perfiles calificados

Según el IV Estudio de Tendencias de Ocupación y Talento Logístico, elaborado por Foro de Logística y ManpowerGroup, el sector logístico continuará siendo un sector en expansión, ofreciendo oportunidades de ocupación y desarrollo profesional. Sin embargo, este crecimiento está en peligro a causa de la falta de atractivo de este ámbito, especialmente entre los jóvenes. 

La logística está presente en todas partes, pero el desconocimiento es uno de los motivos principales por los cuales los jóvenes no eligen este sector como opción para sus estudios. Tienen una visión de la logística poco emocionante y con carencia de oportunidades de desarrollo, lo cual hace que se decanten por otras opciones.

En muchas ocasiones, los roles más conocidos dentro de la logística suelen ser los de mozo de almacén o conductor, profesionales muy demandados por el sector. Pero, por otro lado, se desconoce que perfiles cualificados cómo, por ejemplo, el de director de supply chain o experto en logística son también muy solicitados, y bastante a menudo de difícil cobertura para las empresas. 

Muchos jóvenes también desconocen la existencia de grados universitarios específicos en logística que los preparan para ocupar perfiles calificados de cargos intermedios y superiores. 

Dentro del sector logístico, para las empresas de transporte es especialmente problemático atraer nuevos valores por culpa de la percepción del sector que tiene actualmente la sociedad. Se asocia el trabajo a las empresas de transporte con condiciones laborales poco competitivas comparadas con otros sectores. Estas condiciones pueden implicar largas horas de conducción, presión más marcada, poca flexibilidad horaria o carencia de oportunidades profesionales.

En la actualidad se están llevando a cabo diferentes acciones para romper con la invisibilidad que el sector logístico tiene entre los estudiantes y la sociedad en general y tener la oportunidad de atraer más talento. 

Es de suma importancia que el sector logístico entienda y pueda adaptarse a aquello que valora la Generación Z y los Millennials tardíos. Como ya hemos mencionado, son una generación donde la parte digital está muy presente, es por eso que se comunican y se informan a través de las redes sociales

Empezando por la creación de nuevos grados y programas de estudios relacionados con la logística, que tienen la finalidad de formar profesionales, y que a menudo pueden venir impulsados por empresas del sector logístico. En estas mismas organizaciones, los estudiantes pueden cursar sus prácticas laborales. 

Un ejemplo de estos estudios específicos es el Grado Universitario Oficial en Logística Empresarial que está dentro de la oferta educativa de la EUM, los estudiantes cursan su formación en modalidad Dual. Esto significa que, al mismo tiempo que realizan su formación teórica en las aulas, los estudiantes obtienen la parte práctica integrándose a las empresas desde el primer curso. De este modo se facilita la inserción laboral del alumno al mismo tiempo que dota a las empresas de talento joven.

Los programas educativos, como el mencionado Grado en Logística Empresarial, se están dando a conocer entre los estudiantes de escuelas secundarias, bachilleratos y ciclos con visitas en los centros, ferias de ocupación, educativas o de orientación, y también con las jornadas de puertas abiertas en las universidades o escuelas de formación de los diferentes estudios logísticos. 

Para rediseñar un cambio de imagen del sector logístico, se está promocionando la tecnología y la innovación. Empleando ejemplos reales tecnológicos que se utilizan actualmente como la logística digital, la gestión de la cadena de suministro o la inteligencia artificial aplicada a las empresas de transporte. De este modo, se pretende que la logística sea mucho más atractiva para los jóvenes nativos digitales. 

También han nacido asociaciones empresariales y sectoriales con el fin de discutir la problemática de esta invisibilidad. Se han creado diferentes campañas de marketing que incluyen acciones como la presencia en redes sociales, acontecimientos o publicidad tradicional para promover la industria.

Es de suma importancia que el sector logístico entienda y pueda adaptarse a aquello que valora la Generación Z y los Millennials tardíos. Como ya hemos mencionado, son una generación donde la parte digital está muy presente, es por eso que se comunican y se informan a través de las redes sociales. Tienen una marcada preocupación por el medio ambiente, la sostenibilidad y la salud mental. Aspiran a hacer que la empresa donde trabajan comparta sus valores. 

Otra importante característica es que son más variados que las generaciones anteriores, y les importa esta diversidad, no sólo de género, sino de raza, capacidades diversas u orientación de género. Quieren una cultura inclusiva también en la empresa de la cual forman parte, y es bastante frecuente que durante las entrevistas de trabajo se interesen por los valores y misiones de la empresa para comprobar si coinciden con los propios. 

Alumnos del Grado Universitario en Logística Empresarial de la EUM

Actualmente, el sector logístico, tradicionalmente muy masculinizado, ha hecho un enorme paso adelante en términos de perspectiva de género, puesto que las contrataciones de mujeres han aumentado espectacularmente durante los últimos años, pero no se tiene que quedar aquí si quiere ser atractivo para las nuevas generaciones. Es necesario también tener en cuenta la contratación de empleados con discapacidades y varias orientaciones de género, de este modo también están aprovechando al máximo todo el potencial talento disponible.

Para los jóvenes, es muy importante que haya un buen equilibrio entre la vida personal y la laboral, dando prioridad a trabajos donde sea posible cierta flexibilidad horaria o el teletrabajo. 

Respecto al estilo de liderazgo, demandan unos líderes participativos, que los escuchen, deleguen y les permitan tomar sus propias decisiones, donde los planes de la carrera cobran importancia. La forma de trabajar predilecta de las nuevas generaciones suele ser por objetivos y entendiendo el proyecto global del cual forman parte. 

Para poder continuar creciendo, es de vital importancia que el sector logístico se rediseñe, se actualice y se dé a conocer, de este modo, podrá interesar y atraer al talento joven, asegurando su continuidad. 

La clave está en escuchar a las nuevas generaciones y adaptarse en la medida de lo posible a sus necesidades, para poder ser competitivos.