El esfuerzo de la comunidad portuaria de Barcelona permite la logística de los 800 vehículos del Rally Dakar

Los cerca de 800 vehículos que participarán en el Rally Dakar ya han embarcado en los buques “Jolly Palladio” y “Jolly Titanio” de la naviera Messina.

La operativa, que se ha desarrollado en la terminal Sammer que el grupo Mestre gestiona en el muelle Príncep d’Espanya del puerto de Barcelona, comenzó el 2 de diciembre y ha durado cerca de una semana, convirtiendo a la capital catalana como el epicentro de las verificaciones técnicas para la competición.

Para ello, se habilitó una superficie de 50.000 metros cuadrados, 40.000 de la terminal Sammer y 10.000 metros de las instalaciones contiguas de Autoterminal, para dar cabida a los centenares de vehículos.

También se han tenido que modificar los accesos a la terminal para dar un punto de acceso único y exclusivo para los vehículos del Dakar, y disponer de medios específicos para mover la media docena de helicópteros de la organización, que también viajan en buque.

Vehículos del Dakar, a la espera de embarcar en los buques de Messina
Vehículos del Dakar, a la espera de embarcar en los buques de Messina

Colaboración empresarial con el puerto de Barcelona

La subdirectora general y responsable de Marketing y Comercial del puerto de Barcelona, Carla Salvadó, considera que “la capacidad de atender este tipo de operaciones demuestra que somos un puerto flexible, adaptable a las necesidades de nuestros clientes y nos posiciona como referente mundial”.

“Haber estado capaces de llevar la operativa logística del Rally Dakar en Barcelona ha sido el resultado de un esfuerzo conjunto de la comunidad portuaria”, ha añadido.

Desde el Grupo Mestre, su director general, Daniel Tintó, ha asegurado que «la colaboración de todas las empresas que han participado en la operativa, y especialmente de los estibadores del puerto de Barcelona, ha estado clave para el éxito de la operación», añadiendo que «esperamos que este año sea el primero de muchos en que podamos participar del desarrollo de este espectáculo».

El “Jolly Palladio”, durante las operaciones para llevar los vehículos del Rally Dakar hacia Arabia Saudí
El “Jolly Palladio”, durante las operaciones para llevar los vehículos del Rally Dakar hacia Arabia Saudí

Xavi Cánovas, General Manager de Driving Logistics, que también ha participado en la operativa, coincide en que “la flexibilidad y colaboración de todas las empresas implicadas, la tarea inmensa de los estibadores, el músculo de puerto de Barcelona, así como la digitalización de la operativa, han hecho que tanto la gestión de la terminal como la operativa de carga de los buques haya estado impecable”.

La gestión administrativa de la operativa fue a cargo del operador logístico Clasquin, que ya contaban con 15 años de experiencia en la operativa del Dakar desde puertos franceses. El CEO del grupo en España, Juan Carlos Millán, ha explicado que “la excelente colaboración con la Aduana del puerto de Barcelona ha permitido completar los trámites para los centenares de vehículos y el material de la organización en un tiempo récord de tres días”.

Una vez finalice el Rally Dakar 2024 el próximo 19 de enero, el puerto de Barcelona recuperará el protagonismo al acoger la operativa de retorno de todos los vehículos y el material.