Los armadores solicitan el apoyo de las instituciones europeas

El Consejo de Administración de ECSA (European Community Shipowners’ Associations) considera que esta crisis del Coronavirus, Covid-19, “sin precedentes requiere reacciones sin precedentes”. Para que Europa pueda garantizar la supervivencia de su estratégica industria marítima, serán necesarias acciones más concertadas y específicas. Por consiguiente, pide a todas las instituciones europeas que adopten rápidamente un plan de rescate y recuperación dirigido al sector marítimo.

Según su presidente, Claes Berglund, “el transporte marítimo europeo ha alcanzado un punto de ruptura” porque si bien el comercio sigue fluyendo, “nuestras tripulaciones se enfrentan a un desafío enorme”. Por otra parte, Berglund reclama “mantener abierta la financiación a las compañías navieras para que puedan hacer frente a problemas inmediatos de liquidez” a fin de evitar despidos, ayudar a refinanciar sus préstamos o tener la posibilidad de suspender sus tramos de préstamos e intereses, y en paralelo ampliar el plazo de sus préstamos. Berglund  dice que “sin la intervención de las autoridades y los bancos, muchas empresas no sobrevivirán a la crisis y la cuota de Europa en el transporte marítimo mundial se hundirá”.

Apoyo sindical

El Consejo de ECSA agradece a las instituciones de la UE todo el trabajo realizado para apoyar a la industria en el tratamiento de las implicaciones económicas, operativas y sociales de esta pandemia a través de una serie de iniciativas anunciadas. Sin embargo, la Junta opina que se necesitan más medidas sectoriales para sostener realmente a la industria durante esta crisis y ayudarla a recuperarse lo antes posible. En concreto, «uno de los segmentos más afectados es el transporte de pasajeros”, necesario para los europeos que viven en islas o en regiones costeras como “modo diario de transporte para el trabajo, la vida y el comercio. Muchas de nuestras empresas están actualmente reduciendo su tamaño para mantener su negocio. Estos servicios esenciales desaparecerán si no se hace nada para salvarlos” según Claes Berglund.

ECSA cuenta con el 40% de la flota mercante mundial

ECSA seguiría colaborando con su interlocutor social, la ETF (European Transport Workers’ Federation), buscando el apoyo de los Estados miembros para adoptar un enfoque común y coordinado, de modo que las normas y requisitos fueran los mismos para todas las empresas y los trabajadores. En este sentido, se ha anunciado que ya se ha recibido la financiación de la UE para un nuevo proyecto conjunto de diálogo social que se aplicará durante los próximos 24 meses. El proyecto WESS trata de contribuir a un entorno más amable y sostenible para el trabajo en el sector marítimo y está estructurado en torno a dos ideas fuerza: el trabajo conjunto entre patronal y sindicatos en torno la salud y seguridad a bordo, por un lado, y la implementación de acciones prioritarias para la incorporación de la mujer al sector.

ESCA agradece a todos los profesionales marítimos de toda la industria marítima por su dedicación y los sacrificios realizados para continuar el suministro de bienes y equipos y los servicios de transporte necesarios a millones de ciudadanos actualmente afectados por el COVID-19 pandemia.

Cabe recordar que la European Community Shipowners’ Associations (ECSA) fue fundada en 1965 y actualmente controla el 40% de la flota mercante mundial y mantiene más de dos millones de empleos.

Anterior artículoLas exportaciones y la respuesta global, claves para dejar atrás la crisis Covid-19
Siguiente artículoLa carga aérea se une para recaudar fondos contra el coronavirus