Los concesionarios del puerto de Málaga invierten para eliminar las emisiones en la gestión de graneles

La tendencia al alza del tráfico de granel sólido en el puerto de Málaga conlleva un compromiso de los operadores pertenecientes a la comunidad portuaria, que han apostado por la inversión en nuevas infraestructuras para llevar a cabo las operativas de forma sostenible adaptándose, así, a las medidas para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestas por la Autoridad Portuaria de Málaga.

En esta línea de compromiso por la sostenibilidad, Noatum Terminal Málaga, que gestiona la concesión administrativa en muelle 9, ha adquirido una nueva tolva con capacidad para 180 toneladas a la empresa Metalmecánicas Herjimar,S.L., que se suma a la ya existente para la descarga de granel sólido.  Ambas tolvas disponen de un sistema de descarga de producto entre el vehículo y la cámara interior que reduce en un gran porcentaje la emisión de polvo al exterior. Para el proceso de descarga de producto del buque a la tolva mediante grúa portuaria, se dispone de un sistema ecológico llamado flex-flap que evita emitir el mayor porcentaje del polvo en suspensión. La terminal también ha ampliado la zona de almacenamiento con cuatro nuevos almacenes individuales de 1.562 m2 cada uno, separados por muros de hormigón de 7 metros de alto y una cota máxima de 13 metros de altura, que se suman a los otros cuatro módulos que ya están operativos. 

Estas actuaciones de Notum se enmarcan en el plan de remodelación de la terminal para hacerla más competitiva, pero adaptando las actuales instalaciones para graneles agrolimentarios haciéndolas sostenibles medioambientalmente, aplicando las soluciones ecológicas adecuadas para minimizar las emisiones de partículas.

Noatum Terminal Málaga ha adquirido una nueva tolva con capacidad para 180 toneladas que reduce en un gran porcentaje la emisión de polvo al exterior

Asimismo, el operador logístico Servimad Global, también está centrado en la mejora medioambiental en la gestión del movimiento de clinker en los muelles 6 y 7 del puerto de Málaga. La compañía, con amplia experiencia en el sector, fue pionera en el 2019 al poner en funcionamiento una cinta transportadora encapsulada impulsada por FYM-HeidelbergCement para aplicar la sostenibilidad medioambiental a la manipulación de clinker en el recinto. La cinta está totalmente carenada y cuenta con un sistema de aspiración de partículas que elimina  completamente la emisión de polvo al entorno. El clinker es descargado directamente desde los camiones a costado de muelle y con la cinta se envía hasta la misma bodega del barco gracias a su manga telescópica. La capacidad de carga de la cinta es de 650 toneladas por hora.

El puerto de Málaga movió 1,4 millones de toneladas de granel sólido durante 2020, siendo uno de los principales tráficos del recinto portuario que, en los últimos años, ha recuperado la actividad agroalimentaria, tradicional en el recinto. 

En este sentido, el pienso y forrajes, así como cereales y harinas coparon cerca de la mitad de la cifra total anual. A esto hay que añadir el movimiento de cemento y clinker, que se vio incrementado un 18,8%.

Anterior artículoGrupo Capitol impulsa un máster logístico
Siguiente artículoReencuentro de los miembros del Air Cargo Club