Los contenedores del puerto de Barcelona superan en un 8,5% a los del 2019

El tráfico de contenedores de enero-abril crece un 29,5% respecto al mismo periodo del 2020 y un 8,5% respecto del 2019

El puerto de Barcelona sigue mostrando claros signos de recuperación comercial, logrando en muchos de sus tráficos en el acumulado enero-abril de este año cifras iguales o superiores a las de los cuatro primeros meses del 2019.

Desde enero hasta abril, el tráfico de contenedores del puerto de Barcelona ha sido de 1.223.614 teus, lo que representa un incremento del 29,5% respecto al mismo periodo del año anterior, consolidando la tendencia al alza iniciada a finales del año pasado. Esta tendencia positiva también se da en el tráfico total, que ha sumado 21.908.203 toneladas, cifra que supone un aumento de un 12,1%.

Destaca el buen comportamiento del comercio exterior, y muy especialmente los contenedores de exportación, que suben un 18,3% durante el primer cuatrimestre del año y se sitúan muy por encima de los de importación. También aumentan los contenedores en tránsito, con un incremento del 56,7% respecto al mismo periodo del 2020.

El tráfico de contenedores durante los cuatro primeros meses de este año ha superado en un 8,5% el tráfico logrado entre enero y abril del 2019, es decir, ha mejorado con creces las cifras anteriores a la pandemia. El tráfico total está a punto de lograr también los resultados anteriores a la pandemia de la Covid-19, ya que solo está un 1,1% por debajo del contabilizado desde enero ha abril de hace dos años.

Por tipo de mercancía, destacan los buen resultados del sector ganadero y alimentario, con un crecimiento del 19,6%, gracias a la subida de los tráficos de las frutas, hortalizas y legumbres (61,9%) y de los otros productos alimentarios (35,4%), entre los cuales se encuentran los cárnicos, sectores limpiamente exportadores. También han mostrado resultados positivos los minerales no metálicos, impulsados por el crecimiento de la sal común. Por países, China y el Extremo Oriente siguen siendo el principal origen y destino del comercio que pasa por el puerto de Barcelona, seguidos por los países del Norte de África, del Mediterráneo Oriental y del próximo Oriente.

El tráfico de vehículos muestra cifras positivas después de mucho tiempo: durante los cuatro primeros meses del año se han movido 181.886 automóviles, lo que representa un 4,8% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior

El tráfico de vehículos muestra cifras positivas después de mucho tiempo: durante los cuatro primeros meses del año se han movido 181.886 automóviles, lo que representa un 4,8% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Estos resultados llegan gracias a las cifras positivas de las exportaciones, mientras que las importaciones y los tránsitos de vehículos todavía no han recuperado los niveles logrados antes de la pandemia.

El pasaje sigue siendo el tráfico del puerto de Barcelona que muestra una incidencia más importante del Covid-19, con un descenso del 82,1%. A pesar de que se está trabajando por el retorno de los cruceristas durante la temporada de verano, este tráfico ha estado inexistente desde el mes de marzo de 2020. Los pasajeros de línea regular, que presentan un descenso del 29,6%, van mejorando mes a mes las cifras negativas generadas por las restricciones de movimiento de personas decretadas por el Covid-19.

Anterior artículoLa comunidad logística del puerto de Valencia actualizará su Plan de Innovación
Siguiente artículoLa Ley de transición energética articulará cadenas logísticas sostenibles con los puertos