Los costes laborales, principal condicionante para las empresas vascas en 2021

Los efectos de la pandemia del Covid-19 han determinado que 2020 se haya convertido en un año con unos datos especialmente negativos, rompiendo con todas las previsiones y expectativas. Las cifras de negocio y las ventas en el mercado interior han sufrido un fuerte retroceso y la confianza empresarial se ha desplomado. Las expectativas para 2021 son claramente más optimistas, aunque la visión de la situación económica sigue siendo muy negativa.

Encuesta de Perspectivas Empresariales de las Cámaras de Comercio de Europa

Así lo refleja la Encuesta de Perspectivas Empresariales que anualmente elabora el conjunto de Cámaras de Comercio de Europa con el objetivo de conocer la opinión de las empresas sobre la situación económica y las previsiones de futuro. Para el estudio correspondiente a los años 2020-2021 se ha encuestado a un total de 53.00 empresas europeas. Las Cámaras de Comercio Vascas han participado en esta iniciativa con 900 compañías encuestadas, interesadas en que las opiniones del empresariado vasco se incorporen a las del conjunto de sus homónimos europeos.

Esperanza en las exportaciones

Las perspectivas de las empresas vascas solo son más favorables que las europeas en lo referente a las exportaciones, en el resto de variables analizadas, son más desfavorables. En el caso de las ventas al exterior, aunque son más los países que pronostican cifras negativas, el conjunto de empresas de la UE mantiene unas expectativas favorables. Para 2021 son las compañías turcas y españolas las que presentan unas perspectivas más positivas, seguidas por las de Italia, Países Bajos y Portugal. También las empresas vascas se muestran más favorables que las europeas, con un saldo 4,6 puntos superior: 7,2 Euskadi frente a 2,6 UE.

Principales retos empresariales para 2021

Sobre el comportamiento de las ventas interioresen 2021 son negativas en la mayoría de los países europeos: Únicamente, Turquía, Montenegro, Portugal, Países Bajos, Suecia e Italia registran saldos positivos. En Euskadi las ventas de las empresas vascas se sitúan por debajo de la media del conjunto de la UE (-12,3 País Vasco frente a -7,3 UE).

En lo referido al empleo en 2021 las organizaciones vascas están por debajo de la media de la UE (-7,2 frente a -3,8). Turquía, Letonia, Suecia y Rumanía son los estados más optimistas, mientras que las empresas alemanas están entre las más pesimistas, con un saldo negativo de -13,0, solo empeorado por las húngaras, maltesas, griegas y austríacas.

Confianza e inversión

Por otra parte, las empresas de Turquía, Irlanda, Portugal, Suecia y Rumanía son las únicas que confían en incrementar su inversión a lo largo del próximo año. El saldo inversor previsto para 2021 de las compañías vascas se sitúa por debajo de la UE (-19,4 frente a -8,9). Igualmente, España y Alemania reflejan un mayor saldo negativo que la UE, mientras que las empresas de Francia, Italia y Países Bajos, aunque con saldo negativo, son más optimistas que la media europea. La confianza sobre la marcha del negocio en 2021 de las empresas vascas está por debajo del conjunto de la UE (-33,6 frente a -4,5), en un nivel similar al de las de Francia (-35,0) y de España (-30,8).

Los costes laborales serán el principal condicionante de la actividad para el 65% de las empresas vascas

Previsión de exportaciones en la Unión Europea

Los costes laborales serán el principal condicionante de la actividad de las empresas vascas para 2021 (el 65% señala esta factor), mientras que el segundo reto es la amortización/pagos asociados a la deuda acumulada por la crisis del Covid-19 (51% de las empresas). Igualmente, para el conjunto empresarial de la UE, los costes laborales serán el factor más importante que condicione los negocios en 2021, aunque el porcentaje de empresas que señala este hecho es sensiblemente inferior al registrado tanto en Euskadi como en España. Así mismo, para las firmas europeas la amortización/pagos asociados a la deuda acumulada por los efectos de la pandemia no tendrá una importancia tan alta como en Euskadi y en el Estado español.

Anterior artículoNuevo acceso ferroviario para la terminal de mercancías de Villafría-Puerto Seco de Burgos
Siguiente artículoLa Generalitat aprueba el Plan de Puertos de Cataluña Horizonte 2030