Los gánguiles de las obras del muelle Balears de Tarragona han ahorrado un 60% de emisiones CO2

La construcción del muelle de Balears del puerto de Tarragona sigue a buen ritmo y dentro del calendario previsto. Buena prueba de ello es la finalización de las tareas que han llevado a cabo los gánguiles “Darss” y “Zingst”. Entre ambas embarcaciones han transportado 645.616 toneladas de material de rompeolas en más de 500 viajes desde la cantera del Vallcarca (Garraf) hasta el puerto de Tarragona.

Esta operativa que ha llevado a cabo el puerto de Tarragona ha supuesto un ahorro del 60% de emisiones de CO₂ al aire, al sacar 40.000 camiones de la red viaria, una clara apuesta por la movilidad sostenible.

Anterior artículoLa recuperación económica pasa por las exportaciones
Siguiente artículoCurso de economía circular en los puertos