Los trabajadores del PCF del puerto de Algeciras podrían ir a la huelga

Los funcionarios que realizan su actividad en el Puesto de Control Fronterizo (PCF) del puerto de Algeciras han celebrado una asamblea en la sede de Coordinadora de Trabajadores de los Puertos Andaluces y estudian presentar un preaviso de huelga. En dicha asamblea decidieron constituir una plataforma para trasladar a las distintas administraciones, de las que dependen, las demandas y posibles soluciones a los problemas laborales y económicos que están viviendo.

Acumulación de camiones desde la campaña de Navidad

De hecho, durante la campaña de Navidad, el puerto de Algeciras vivió una importante acumulación de camiones que debían esperar hasta cinco días para ser inspeccionados; pese a que el personal estaba trabajando al 100% no se logró minimizar los tiempos. En este sentido, la situación de colapso en el Punto de Control Fronterizo (PCF) del puerto de Algeciras se ha ido alargando durante todo el mes de enero, situación que ya dejó descontenta a todas las partes. Si el sector exportador se queja de las pérdidas de rentabilidad que supone la retención de mercancías por los controles sanitarios, la cadena logística no le va a la zaga. E incluso desde la Administración se plantearon medidas para desatascar el tránsito de mercancías que mantuvieron los primeros días del año a unos 700 camiones en espera durante horas y días.

Decisiones erróneas

En este contexto, los trabajadores denuncian “un cúmulo de decisiones erróneas” que ha hecho que este colectivo vea perjudicadas sus condiciones laborales y salariales. Así, se han llevado a cabo cambios en los protocolos adoptados al margen de la opinión de los funcionarios que son los que conocen de primera mano la complejidad de los controles oficiales.

Asimismo, denuncian que se les ha retirado el teletrabajo, no solo a los funcionarios del puerto de Algeciras, sino también al resto de funcionarios de Sanidad Exterior; se les ha negado la posibilidad de poder disfrutar de asuntos propios; se les ha cambiado el procedimiento de actuación por el cual los técnicos podían realizar inspecciones agilizando y aliviando de carga a los inspectores, generando un efecto inverso ya que los inspectores soportan una sobrecarga, frente a los técnicos a los que prácticamente su labor profesional ha sido menospreciada.

Desde la Administración se informó que compartían la preocupación

Hace unas semanas, el director general de Sanidad dijo “compartir la preocupación” del colectivo por la situación generada que achaca a la gestión de recursos humanos y que se sigue trabajando en “ajustar los procedimientos de inspección para que la actividad sea lo más ágil posible”. Pero la realidad, a día de hoy, es que los funcionarios del Puesto de Control Fronterizo del puerto de Algeciras denuncian la deficiente gestión de los recursos humanos, los malos procedimientos y la desconsideración por parte de las administraciones competentes hacia estos funcionarios han sido los detonantes de los problemas que se han agravado con las recientes manifestaciones y decisiones adoptadas por el subdirector general de Sanidad Exterior, Fernando Carreras.

Además, se ha propuesto al otro Ministerio implicado, Política Territorial, la posibilidad de reforzar el PCF de Algeciras con la presencia física de inspectores procedentes de otros servicios de sanidad exterior para reforzar la actividad inspectora. Estos recursos deberían salir de otros servicios que en estos momentos no tengan la presión que soporta Algeciras, aunque no se definen cuáles.

La solución pasaría por la contratación de más personal

Y es que la solución a las distorsiones en los Puntos de Control Fronterizo, en general, y el del puerto de Algeciras, en particular, no parece sencilla. Ya desde principios de enero se apuntaba a los nuevos procedimientos de Sanidad Exterior, Sanidad Vegetal, Animal y Farmacia que hacían necesaria la contratación de más personal. Y que las nuevas contrataciones siguen dependiendo del visto bueno del ministerio de Sanidad, pero también del ministerio de Política Territorial, en última instancia, por ser responsable de la contratación de nuevos funcionarios por oposición.

En Coordinadora TPA consideraban ya a principios de este mes como “intolerable” que desde el Ministerio de Sanidad se afirmase que medidas como los nuevos protocolos o la eliminación del papel de los técnicos y del teletrabajo se deban a la “faltas de rigor” y profesionalidad en el trabajo de los funcionarios. Por tanto, desde el sindicato se anunció que se estudiaría “tomar medidas legales” si desde su asesoría jurídica consideran que el trato dado a los trabajadores vulnera sus derechos.

Por lo tanto, y pasados unos días, los funcionarios llevan pidiendo soluciones a los ministerios de Sanidad y de Política Territorial; al igual que la propia Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras que ha expuesto la problemática ante la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, ante la directora general de Salud Pública, al presidente de Puertos del Estado, y más recientemente ante el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía.

Transitarios y el resto de los colectivos no son ajenos a la problemática

Hay que tener en cuenta que se trata de una situación de la que no son ajenos los demás colectivos, como las empresas transitarias y sus trabajadores, la propia empresa gestora de almacenamiento o las terminales; si bien, desde el departamento de explotación portuaria y la Policía Portuaria se ha estado trabajando para intentar minimizar su impacto.

Finalmente, y desde Coordinadora se les ha querido mostrar todo el apoyo posible, con la confianza de que las administraciones competentes adopten las decisiones más acertadas “en aras al buen desarrollo de la actividad” en el puerto de Algeciras y la defensa de los derechos del colectivo.