Luz verde a la estación intermodal del puerto de Castellón

La Autoridad Portuaria de Castellón iniciará los trámites para la redacción del proyecto constructivo de la estación intermodal que se ubicará en el trazado del nuevo acceso ferroviario Sur al puerto. Así se ha acordado esta mañana tras recibir el visto bueno al estudio funcional por parte de la comisión mixta integrada por las administraciones competentes en la materia: Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, organismo público Puertos del Estado, Adif, Generalitat Valenciana, Ayuntamiento de Castellón y Autoridad Portuaria de Castellón. También ha asistido a la reunión el comisionado del Gobierno para el desarrollo del Corredor Mediterráneo en España, Josep-Vicent Boira.

Ahora, el puerto de Castellón encargará el proyecto constructivo y el estudio económico financiero para impulsar una infraestructura productiva que supondrá un ahorro en costes logísticos para las empresas castellonenses y permitirá incrementar los tráficos del puerto de Castellón.

El estudio funcional que hoy ha recibido el apoyo de la comisión analiza la funcionalidad y explotación de la estación, tras el estudio que se redactó sobre demanda intermodal terrestre generada por la producción industrial de la provincia y la demanda marítima vinculada a los tráficos del puerto de Castellón. Concluía que el 39% de la carga de la estación intermodal será aportada por el puerto y permitirá exportar por tren por el Corredor Mediterráneo anualmente buena parte de los 1,7 millones de toneladas de azulejo y 1 millón de productos agrícolas del puerto de Castellón.

“Será una infraestructura que estará al servicio de los sectores productivos de la provincia. El 97,8% de la industria cerámica estará a menos de 40 kilómetros de la estación, dará respuesta a las exportaciones del sector citrícola, y abrirá nuevas oportunidades para el sector químico y energético que se localiza junto al puerto”, ha apuntado Rafa Simó, presidente del puerto de Castellón.

La Autoridad Portuaria de Castellón asumirá la inversión necesaria para el desarrollo de la estación intermodal, cuya valoración económica ronda los 21 millones de euros. Se desarrollará en varias fases para optimizar su explotación y prevé futuras ampliaciones para dar respuesta a las necesidades reales de demanda en los próximos años.

“Es una infraestructura que se planifica con visión de futuro y que ni se sobredimensiona en un primer momento ni se puede quedar pequeña porque reserva una ampliación que hará que todo los construido sea válido”, ha indicado Rafa Simó.

La estación intermodal se diseña para un escenario medio de tráficos de 40 trenes a la semana y un total de 90.000 teus al año, más de 66.000 utis por año y más de 1,7 millones de toneladas en el horizonte del 2044. El tráfico marítimo supone el 39% de los trenes totales y el restante 61% es tráfico terrestre.

La estación intermodal estará conectada directamente con el puerto de Castellón, dispondrá de ancho mixto UIC e ibérico, con acceso por vía electrificada, y ubicada como pasante, es decir, de conexión directa en ambos sentidos, para evitar cuellos de botella. De hecho, se visitaron otras estaciones intermodales para conocer su funcionamiento y diseñar la de Castellón sin inconvenientes operativos.

En una primera fase, la estación se plantea con un total de 5 vías adicionales al acceso ferroviario sur al puerto, para trenes de 750 metros: 3 vías de recepción/expedición y 2 vías de carga/descarga. Se prevé una segunda fase que añadiría una vía más de recepción/expedición y 1 más de entrega/recepción.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón ha explicado que la estación intermodal “es una infraestructura clave para la provincia porque permitirá aumentar la cuota modal de ferrocarril, ser más competitivos y más sostenibles dado que el tráfico ferroviario reduce el coste energético y reduce el impacto ambiental”.

Anterior artículoPorts de la Generalitat finaliza la reparación de Arenys de Mar con una inversión de 2 millones de euros
Siguiente artículoLa recuperación de tráfico y la subida del crudo hacen incrementar los fletes