Madrid: hub logístico global del Sur de Europa

La Comunidad de Madrid, la región con mayor concentración de infraestructuras logísticas y de transportes de España, lidera el número de empresas del sector logístico, con el 70% del total nacional. Tiene más de 38 millones de metros cuadrados dedicados a un sector que representa el 7% del PIB y genera más de un millón de empleos en la región.

La situación geográfica de la región y su moderna red de comunicaciones favorecen que Madrid absorba el 60% de los flujos internacionales de mercancías que entran en España y el 33% de los nacionales, concentrando, además, el 54,1% de la facturación nacional en transporte de mercancías y operadores logísticos. 

Se convierte en uno de los principales puntos neurálgicos de desarrollo a nivel internacional, consiguiendo ser un enclave crucial para Europa. Se presenta como una zona segura para el desarrollo de nuevas compañías, así como para la ampliación de las instalaciones de las empresas ya existentes. El mercado madrileño forma el 85% de las inversiones extranjeras que se producen en el país.

Excelente localización geoestratégica

La privilegiada situación de la ciudad de Madrid, la convierte en el punto de conexión de las mercancías peninsulares y en uno de los puntos clave del sector para controlar los mercados Ibérico (España y Portugal), de Europa y Norte de África. Desde Madrid es posible acceder a un mercado potencial de 1.300 millones de personas: UE (500 millones), Mediterráneo (450 millones) y Latinoamérica (600 millones).

Madrid es el centro del sistema radial de carreteras y ferrocarril, que comunica por vía terrestre toda la Península Ibérica y ésta con el resto de Europa. Barajas, ubicado a sólo 12 km de la capital es el aeropuerto español más importante en términos de carga y tránsito de pasajeros.

Líderes en tráfico de mercancías

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas cerró el primer semestre del 2022 como el aeropuerto líder en tráfico de mercancías de la red Aena en España, con 277,45 millones de kilos, lo que representó el 56,2% del total de las mercancías gestionadas por los aeropuertos españoles. El crecimiento con respecto a igual periodo del 2021 es del 20,8%, estando ya un 5,5% por encima de los niveles de tráfico precrisis.

De enero a agosto del 2022, han pasado por los aeropuertos 159.308.824 viajeros, se registraron 1.477.464 movimientos de aeronaves y se movieron 651.950 toneladas de mercancía.

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas cerró el primer semestre del 2022 como líder en tráfico de mercancías de la red Aena en España, con 277,45 millones de kilos, lo que representó el 56,2% del total de las mercancías gestionadas por los aeropuertos españoles

Centro de carga aérea Madrid-Barajas 

El Centro de Carga Aérea (CCA) de Madrid-Barajas se ha convertido en la mayor concentración de empresas del negocio de la carga aérea de España, con más de 2.000 empresas instaladas y más de 40 hectáreas de superficie.

Las características y estructura lo convierten en un gran centro logístico intermodal. Operadores de handling, couriers, operadores logísticos y agentes de carga o transitarios eligen este enclave para desarrollar su actividad ya que permite la integración de todos los operadores en un único recinto, favoreciendo la reducción de los tiempos en la cadena logística.

A esto hay que añadir que Aena tiene en marcha en la actualidad la ampliación de otras 28 hectáreas de instalaciones logísticas en lo que será la primera fase del Airport City, cuyo objetivo es dotar al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas de una nueva área logística, para dar mayor cobertura al auge del ecommerce y el crecimiento del negocio de la carga aérea.

Ciudad Aeroportuaria Adolfo Suárez Madrid-Barajas

Esta primera área licitada ha sido adjudicada a la empresa P3 Group Sarl, tras ser aprobado por el Consejo de Administración de Aena. La adjudicación está enmarcada dentro de las superficies dedicadas a desarrollo logístico y actividades asociadas aeroportuarias y comprende 28 hectáreas de suelo para desarrollar, con 152.914 m² edificables y 4 hectáreas destinadas a zonas verdes asociadas.

El área tiene una situación privilegiada adyacente a la primera línea de carga aérea del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y en pleno Corredor del Henares, uno de los mayores polos logísticos de Europa, y dispone de excelentes comunicaciones, tanto aéreas como terrestres.

El proyecto global de la Ciudad Aeroportuaria, con una edificabilidad de 2,1 millones de m² asociados, aglutina actividades diferenciadas de desarrollo: nodo logístico, con diferentes tipologías de activos como naves de almacenaje y logística, crossdocking, BPO (externalización de procesos de negocio-business process outsourcing) o empresas proveedoras de servicios a la aviación; Air City con oficinas, hoteles y servicios asociados destinados a pasajeros y usuarios; y actividades aeronáuticas y de carga.

El plan se caracteriza, además, por su ubicación y conexiones estratégicas, las sinergias y atracción de diferentes actividades con el aeropuerto como nexo y la oportunidad de desarrollo de nuevos productos, con la sostenibilidad medioambiental, social y económica como premisas.

De esta forma, la Comunidad de Madrid quiere convertirse en el hub logístico global del Sur de Europa. Y para ello, desde el Gobierno autonómico se está apostando por la colaboración público-privada para impulsar la carga aérea a través del aeropuerto internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas, aprovechando el liderazgo en las conexiones aéreas con Latinoamérica y de forma creciente con Asia.

Por ello, David Pérez, consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, y Jesús Cuéllar, presidente de Foro MADCargo, asociación de profesionales pertenecientes a todos los sectores que componen la comunidad de Carga Aérea de Madrid, han firmado un protocolo de actuación con el objetivo de convertir a la región en un nodo logístico global en el transporte aéreo de mercancías, plataforma de Latinoamérica en Europa, puente con Asia y África y centro de distribución de la Península Ibérica. 

Con esta alianza se busca promocionar el sector de la carga aérea y atraer la utilización del sistema de aprovisionamiento en las cadenas de suministro globales.

El Puerto Seco de Coslada

En la misma línea, la comunidad cuenta con el primer puerto aduanero marítimo interior de Europa, el Puerto Seco de Coslada. Una plataforma logística intermodal del sistema portuario de interés estatal, con servicios regulares desde los cuatro principales puertos españoles (Algeciras, Barcelona, Bilbao y Valencia) que permite la distribución de mercancías. 

Gracias a la intermodalidad que ofrece son muchas las empresas de logística que han ubicado sus operaciones en Madrid, ya que utiliza los mejores medios de transporte para cada una de sus etapas, logrando la eficiencia en la canalización de los flujos de mercancías.

Asimismo, en lo que respecta al ferrocarril es nodo central que canaliza el grueso de los flujos. Este tipo de transporte es muy demandado para los operadores logísticos que ven una oportunidad para el envío de mercancías. 

Además de abaratar costes, emite 9 veces menos CO2 que el transporte por carretera. Europa prevé que el transporte de mercancías aumente un 30% de aquí al 2030 y pone como objetivo, para ese mismo año, reducir al menos el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a 1990. Para poder cumplir objetivos, la Comunidad de Madrid impulsa el ferrocarril ampliando y mejorando la infraestructura. 

La ciudad de Madrid es en uno de los principales puntos neurálgicos de desarrollo a nivel internacional

El desarrollo regional del mercado inmologístico

El mercado inmobiliario logístico sigue registrando en Madrid uno de sus mejores momentos. El último informe de mercado logístico de BNP Paribas Real Estate informa de unos datos de contratación que reflejan un destacado incremento respecto al 2021. En este punto, prevé que se pueda alcanzar una absorción de 1.200.000 m² en lo que queda de año. 

Según datos de la consultora inmobiliaria BNP Paribas, entre los meses de abril y junio, la absorción de espacios logísticos ha sido de 248.888 m², distribuida en 18 nuevos contratos. Esta cifra supone un ajuste del 12% respecto al mismo periodo del año 2021. No obstante, la cifra contabilizada el mismo periodo es un 17,4% superior a la media trimestral de los últimos 5 años. En el acumulado del primer semestre, la contratación se alza hasta los 626.534 m², cifra que representa el 52% del total de la absorción registrada en el 2021, año récord histórico, según el informe.

El eje A2, conocido como el Corredor del Henares, ha sido, una vez más, el eje que más superficie contratada ha concentrado con el 72% de las operaciones firmadas del primer trimestre y el 78% de la superficie contratada, con un total de 194.676 m² contratados en 13 operaciones. San Fernando de Henares ha sido el mercado más activo, con 4 operaciones que suman 56.500 m². Destaca también el dinamismo registrado en Coslada, donde se han contabilizado tres nuevos contratos en los últimos tres meses, con una superficie media de 3.402 m².

El 22% restante de la contratación se ha registrado en la zona Sur, área comprendida entre los ejes A4 y A42. Los mercados más dinámicos de la zona Sur del primer trimestre han sido Getafe, Pinto, Illescas y Valdemoro.

Nuevo escenario logístico

En los últimos años, el auge del comercio electrónico ha crecido de forma exponencial. Con una marcada tendencia al alza se prevé que continúe en aumento, ello ha llevado a las empresas del sector a transformar y adaptar su cadena de suministro y a transformar los modelos de distribución para atender a la rapidez que exigen los clientes. Por lo que la logística del ecommcerce demanda un diseño y características diferentes a como se venía construyendo. En lugares como Coslada o el Corredor del Henares en los que hay escasez de suelo se reactivan nuevos proyectos en los que se sustituyen las naves industriales antiguas por espacios adaptados a las necesidades de las empresas.

Sin embargo, este fenómeno conlleva una serie de riesgos medioambientales, y el sector inmologístico debe adaptarse a las nuevas exigencias del mercado en términos de sostenibilidad, digitalización e innovación tecnológica, lo que conduce a la construcción de plataformas logísticas o centros de reparto (crossdocking) eficientes, más cercanos a los núcleos urbanos y certificados con Breeam Very Good compromiso por desarrollar espacios sostenibles y de bienestar, con sistema de producción y gestión de energía, así como adaptados a diferentes alturas para, también, hacer frente a la escasez de suelo logístico y ofreciendo la posibilidad de realizar servicios de distribución 100% sostenible a través de vehículos eléctricos y bicicletas, consiguiendo una reducción de la huella de carbono.