El “Margarita Salas” de Baleària, listo para empezar a operar

El nuevo fast-ferry conectará diariamente Barcelona con Baleares

Baleària incorporará a su flota la próxima semana el Margarita Salas, su nuevo fast ferry y el segundo del mundo con motores duales a gas. La naviera ha invertido un total de 126 millones de euros en este buque, que se ha construido en Armon de Gijón. El Margarita Salas es, además, la unidad número 1.000 del astillero, que ha generado más de 220 puestos de trabajo directo durante los dos años y medio que ha requerido su fabricación.

El buque, que conectará diariamente Barcelona con Baleares, mejora las prestaciones del primero de la serie, el Eleanor Roosevelt. Así, el Margarita Salas cuenta con espacios más amplios, ya que dispone de una segunda cubierta de pasaje respecto a su antecesor. Asimismo, se ha incrementado un 10% la potencia y se han incorporado hélices laterales de proa para mejorar la maniobrabilidad del buque durante operaciones de atraque y salida del puerto.

El buque tiene una capacidad para 1.200 pasajeros y 425 vehículos. Astilleros Armon ha utilizado más de 1.200 toneladas de aluminio en la construcción del Margarita Salas. Baleària explica que se trata de un material que proporciona diversas ventajas, como la reducción del peso y, por lo tanto, una disminución en el consumo de combustible. Igualmente, afirman que es altamente reciclable, lo que facilita su reutilización al final de la vida útil del buque.

En la construcción de este catamarán, “pionero en sostenibilidad”, han participado destacados colaboradores líderes en sus campos, tanto internacionales (Wärstilä, Incat Crowther, Bureau Veritas o Marintek-Sintef), como nacionales (Cotenaval, Oliver Design y Jorge Belloch).

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, destaca los avances tecnológicos y en confortabilidad del nuevo fast ferry: “Hemos optimizado la navegabilidad, la potencia y el confort en función de la experiencia que nos ha dado la operativa diaria de su antecesor durante tres años. Estas mejoras se suman a las características ya consolidadas del Eleanor Roosevelt, un buque con unos índices de satisfacción excelentes, que estamos seguros que el Margarita Salas también alcanzará”. 

Por su parte, Laudelino Alperi, copresidente del grupo Astilleros Armon, también señala el carácter innovador del buque: “Es un orgullo para Armon que un buque tan pionero y tecnológicamente avanzado sea, además, nuestra construcción número 1.000. Alcanzamos así un hito muy significativo para nuestra compañía, para Baleària y para el sector marítimo general, al tratarse del segundo fast ferry con motores a gas del mundo”.

Alperi, junto con el director general de Armon, Juan Paino, y el presidente del astillero, José Ramón Fernández, han entregado una metopa conmemorativa al director de Flota de Baleària, Rafael Navarro, y al capitán del buque, Francisco Morales.

Laudelino Alperi, copresidente del grupo Astilleros Armon, junto con el director general de Armon, Juan Paino, y el presidente del astillero, Jose Ramón Fernández, han entregado una metopa conmemorativa al director de Flota de Baleària, Rafael Navarro, y al capitán del buque, Francisco Morales

El Margarita Salas destaca en sostenibilidad y comodidad

El nombre del buque es un homenaje a la bioquímica Margarita Salas, referente de la ciencia en España en la investigación en el campo de la biología molecular, con un extenso legado de publicaciones científicas.

El fast ferry Margarita Salas tiene dos cubiertas de pasaje, con unos espacios interiores amplios, luminosos y confortables, con diferentes acomodaciones (butacas estándar, premium y salones privados). También dispone de una amplia terraza exterior y servicios como cafetería, tienda, zona infantil con juegos digitales interactivos, acceso a internet y cobertura de mensajería instantánea gratuita durante toda la travesía, tarjeta de embarque online con asignación de butaca, plataforma gratuita de entretenimiento digital o zona de mascotas aclimatada y con videovigilancia.

En cuanto a las características técnicas, mide 123 metros de eslora y 28 de manga, y destacan los cuatro motores duales a gas natural, que le permiten alcanzar una velocidad de servicio de 35 nudos (un 10% más de potencia respecto al primer buque de la serie). El catamarán está dotado de dos tanques de gas natural licuado (con una autonomía para unas 400 millas navegando a gas, y una autonomía total de 1.000 millas).

Además, el Margarita Salas dispone de un sistema de estabilización para reducir el movimiento y mejorar el confort, así como una superestructura flotante elástica y aislamientos de alta tecnología para minimizar las vibraciones y ruidos. También cuenta con sistema OPS (Onshore Power Supply) para la conexión eléctrica a tierra durante sus estancias en puerto y equipos de medición para monitorizar el consumo real de combustible o calcular la eficiencia de los motores. Los sensores proporcionan información a tiempo real para poder navegar de forma eficiente, así como ajustar la velocidad y el rumbo para incrementar el confort según el estado del mar.