La ZAL del Port de Barcelona instala el mayor parque fotovoltaico sobre cubierta de Europa

La ZAL Port, plataforma logística intermodal del Port de Barcelona, contará con el mayor parque fotovoltaico sobre cubierta de Europa. Cilsa, sociedad gestora de la ZAL Port participada por el Port de Barcelona y Merlin Properties, ha diseñado un ambicioso proyecto para instalar paneles fotovoltaicos en la mayoría de las naves existentes, actuación que se desarrollará por fases hasta el 2026 y que forma parte de un plan de protección del entorno y de mejora de la eficiencia en el uso de los recursos naturales. Se trata de una inversión total de unos 24 millones de euros.

El primer paso para construir este gran parque fotovoltaico sobre cubierta se ha dado recientemente con el inicio de la instalación de paneles solares en la nave que ocupa Decathlon. Se trata de una instalación para autoconsumo compartido de 91.692 metros cuadrados, el equivalente a 15 campos de futbol, equipada con 19.846 paneles que suman una potencia pico de 8,2 MWp y una producción estimada de 9.862,65 MWh/año, el equivalente al consumo de 8.493 personas.

Esta primera instalación fotovoltaica suma unos 6 millones de euros de inversión y conllevará un destacado beneficio ambiental, ya que permitirá un ahorro de emisiones de 2.465 toneladas de CO2 anuales, o lo que es lo mismo: las emisiones de 725 automóviles (12.000 km/año en zona urbana).

Acto de presentación del parque fotovoltaico de la ZAL del Port de Barcelona: el director de Logística y Retail de Merlin, Luis Lázaro; el CEO de Merlin Properties, Ismael Clemente; el presidente del Port de Barcelona, Lluís Salvadó; la subdirectora general y responsable de Económico Financiero del Port de Barcelona, Miriam Alaminos, y el director general de Cilsa, Jordi Guerrero

La segunda fase, por su parte, se centrará en la instalación de placas fotovoltaicas en la ZAL Prat, el área de la ZAL Port ubicada en el municipio del Prat de Llobregat. Posteriormente, se construirán las instalaciones necesarias para suministrar el 100% de la energía que se consume en la ZAL Barcelona (área de la ZAL Port que se encuentra en el término municipal de Barcelona). Y en la última etapa del proyecto, que está previsto que finalice durante el 2026, se prevé el despliegue fotovoltaico en la práctica totalidad del hub logístico.

Una vez entren en funcionamiento todas las instalaciones fotovoltaicas previstas en la ZAL Port, Cilsa habrá instalado 40MWp de potencia y calcula que se generarán 50.000 MWh/año de electricidad, el equivalente al consumo anual de 41.250 personas. Esto supone generar la energía eléctrica necesaria para abastecer durante todo el año a ciudades del tamaño de Vilafranca del Penedès o Igualada. O a barrios enteros de Barcelona, como el de Vila Olímpica o Trinitat Nova.

Cilsa ha centrado sus esfuerzos de los últimos años en el desarrollo, construcción y gestión de casi 1.000.000 m² de naves líderes en eficiencia energética y edificación sostenible para configurar un parque logístico moderno y respetuoso con el entorno. Con este proyecto, se inicia una fuerte apuesta hacia la transición energética con la instalación de hasta 450.000 m² de placas fotovoltaicas y el objetivo de lograr proveer a todos sus clientes de la energía verde necesaria para cubrir el 100 % de sus necesidades operativas y reducir a cero las emisiones de la ZAL Port generadas por su actividad logística y por los servicios que ofrece.

Render de la primera fase del parque fotovoltaico, que ha comenzado su instalación sobre el techo de una nave de Decathlon
La nave que ocupa actualmente Decathlon dispondrá de una instalación de placas solares para autoconsumo compartido de 91.692 metros cuadrados, el equivalente a 15 campos de futbol