MH Bland abre oficina en Bilbao, la primera en el Cantábrico

La compañía MH Bland ha abierto una nueva delegación en Bilbao, situando al frente de la misma a Carlos Lalinde Marqués, un joven, pero experimentado profesional, que ha desarrollado su carrera en empresas tan importantes para el puerto de Bilbao como A. Pérez y Cía. o Intertec (Caleb Brett), antes de dar el salto a la multinacional gibraltareña que atesora 211 años de historia como agencia marítima independiente.

Después de haber consolidado su posición en el Estrecho, la compañía da el salto a Canarias y posteriormente en la Península, con oficinas propias en Ceuta, Algeciras, Las Palmas, Tenerife, Huelva, Cartagena, Valencia, Barcelona y, ahora, Bilbao.

Además de nuestro país, también tienen oficinas en Marruecos y Malta. La primera oficina fuera del Mediterráneo y las Islas, tiene como objetivo dar servicios comerciales a los armadores en todos los frentes que puedan necesitar, basándose en los clientes que ya están en cartera, así como nuevos posibles armadores interesados. Desde el inicio de sus actividades en el puerto de Bilbao, ya han tenido algunas experiencias como “full agent”, a pesar de las dificultades que ha planteado la afección de la pandemia. “Hay que replantearse el futuro de las consignaciones”, señala Carlos Lalinde, porque el mundo “ha cambiado” y algunas oficinas locales se han quedado como “meros administrativos”, por lo que se deben plantear “un servicio más extendido”, como el que ofrece MH Bland Bilbao desde mediados de mayo.

Un inicio prometedor

Lalinde dice que se ha visto arropado en su desarrollo por “grandes profesionales” en las compañías que ha trabajado, “empezando desde abajo y aprendiendo mucho” y que ahora toca “asentar la posición con los clientes que ya tiene MH Bland” que escalan en Bilbao y ofrecerles la posibilidad de atender sus barcos como agentes completos: ofrecer el servicio como agente independiente que “defienda los intereses de los armadores, los fletadores y sus principales” además de otras actividades como el forwarding. La acogida en el puerto vizcaíno ha sido “excelente” entre terminales, agentes, consignatarios, terminales y operadores, con el apoyo de algunos de los armadores con los que ya tenían contacto en la empresa y que deseaban tener acceso a sus servicios también en Bilbao.

Entre sus clientes, su principal nicho se centra en la atención de buques de graneles líquidos -petroleros, gaseros- pero también están abiertos a otro tipo de barcos, como yates o cruceros por su experiencia, así como otros mercados relacionados con graneles sólidos, siderúrgicos, etc.… ofreciendo otro tipo de servicios a las líneas regulares de contenedores en sus necesidades de cambios de tripulaciones o avituallamiento.

En el futuro más cercano la intención de Carlos Lalinde es “crecer en base a proporcionar un buen servicio como símbolo de fiabilidad” y “afianzar la oficina” con vistas a incrementar el número de personas en la delegación para poder ofertar la “excelencia en el servicio” las 24 horas del día, todos los días del año. Como valor añadido “somos un baluarte independiente de cara a preservar los intereses del armador y el cliente”, con precios competitivos, ante cualquier casuística y diferenciándose en base al servicio. Por ello “el feed back de todos los clientes atendidos en el puerto de Bilbao está siendo magnífico” siguiendo la estela que MH Bland ofrece en sus otras ubicaciones, porque “nuestra respuesta es rápida y de calidad” mediante un conocimiento exhaustivo de la realidad de cada puerto: “Ha habido que estudiarse las ofertas que ofrece el puerto y su comunidad portuaria” para poder ofertar diversidad en las propuestas a realizar al armador. En este sentido, alaba la información que ofrece la página de la Autoridad Portuaria, así como el funcionamiento de su plataforma electrónica e-puertobilbao “una de las mejores que conozco”, dice Carlos Lalinde.

MH Bland dispone de toda una serie de servicios orientados a la atención al buque

El futuro de los cruceros

MH Bland tiene distintas unidades de negocio, entre las que está una importante división turística y de ocio, sobre todo en el sur de España, pero, además, dispone de una estibadora en Gibraltar, gabarras propias para aprovisionamiento a buque y suministros de aceites y lubricantes, entre otras actividades.

La división de MH Bland referida al turismo (Calypso Tours), y en lo que al sector interesa, tiene como objetivo la atención de grandes yates y cruceros, atendiendo a la totalidad de los buques de pasajeros que tocan Gibraltar. En un año tan atípico para este tipo de buques Carlos Lalinde apuesta por un servicio que “aunque no es un gran negocio” para el puerto, supone “una inyección de imagen como destino” y también para Bilbao “como puerto multidisciplinar”, capaz de atender “un turismo de calidad apoyado en una logística y operadores de calidad”. Aún es pronto para que MH Bland se plantee atender este tipo de buques, pero podría ser de su interés, como se hace en otros puertos, ofrecer sus servicios de agente marítimo a “megayates y cruceros de pequeñas dimensiones, de lujo”, señala Carlos Lalinde, un sector más acorde con “la alternativa que puede suponer el mercado del Norte” frente al modelo mediterráneo.

Anterior artículoEl puerto de Tarragona extiende por ferrocarril hasta Madrid su servicio ro-ro con Turquía
Siguiente artículoGrandi Navi Veloci emprende sus conexiones con Baleares desde Valencia