Collboni apuesta por el modelo de Barcelona como puerto base de cruceros

El alcalde de Barcelona ha subrayado la necesidad de que el recinto catalán se convierta en un puerto base de cruceros, aumentando el tiempo que pasan los turistas en la ciudad 

El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha protagonizado este viernes una sesión de la Fundació Cercle d’Infraestructures en el puerto de Barcelona para hablar de los retos de la capital catalana en materia de infraestructura. Preguntado por este diario, ha dejada clara su posición por lo que respecta al sector cruceros: “Estamos en contra de la masificación turística, no es nuestro modelo”, señalando la necesidad de que el recinto barcelonés reduzca las entradas y salidas de cruceros. 

En esta línea, El Canal ha preguntado sobre qué modelo propone para el segmento de los cruceros, buscando un equilibrio entre actividad económica, actividad turística y emisiones contaminantes en su entorno. Collboni ha dejado claro que apuesta para que el de Barcelona se convierta en puerto “base” de cruceros y no en un recinto “de escala”, lo que permitiría “reducir el número de entradas y salidas de buques, y que las estancias de los cruceristas fueran más prolongadas”, ha concretado Collboni. 

Así, el alcalde de Barcelona ha hecho hincapié en la necesidad de aumentar “sustancialmente” la tasa turística a los cruceristas que pasan menos de 24 horas en la capital catalana. “Somos pioneros en el desarrollo de la tasa turística, y supone una fuente de ingresos de cerca de 100 millones de euros que luego puede tener un retorno social, convirtiéndose en la tercera fuente de ingresos más importante de la ciudad”, ha subrayado Collboni. 

De este modo, ha valorado la importancia del sector turístico para la capital catalana, “que representa el 15% de nuestro PIB”, aunque ha destacado la necesidad de “aumentar la recaudación derivada del turismo sin aumentar el número de turistas”. Esto se hace, según Collboni, “atrayendo a un perfil con un valor adquisitivo mayor, algo que se está consiguiendo”, o impulsando sectores como el turismo MICE -de ferias y congresos-, “que aporta valor, talento y futuras inversiones”.

La Copa América “posicionará” Barcelona a escala internacional

El alcalde de Barcelona ha mencionado también las externalidades positivas que supondrá la celebración de la Copa América para Barcelona. El presidente del puerto catalán, Lluís Salvadó, quien ha acompañado a Collboni en su intervención, ha destacado las buenas relaciones de ambas instituciones en la organización de la competición: “Está bien que su organización no dé grandes titulares”, un síntoma de que “no hay problemas, sino buena predisposición entre puerto y ciudad”. 

En relación con la Copa América, Collboni ha incidido en la importancia del evento, “que nos reposiciona como ciudad internacional y que dejará un legado positivo en nosotros”, no solamente por el recuerdo, sino también por la “transformación urbanística” que implica. Con una inversión público-privada “de 120 millones de euros, estamos acelerando la remodelación del Port Olímpic, la línea de costa -desde la Mar Bella hasta el Fòrum-”, así como el Port Vell por parte del puerto de Barcelona.

Publico asistente a la sesion en la que ha participado el alcalde de Barcelona, Jaume Collboni
Público asistente a la sesión en la que ha participado el alcalde de Barcelona, Jaume Collboni