MOL, primera naviera del mundo en emitir bonos azules

La naviera japonesa Mitsui O.S.K. Lines (MOL) emitirá bonos azules a partir de enero del 2024 para apoyar proyectos sostenibles en el sector marítimo. MOL se convertirá en la primera naviera del mundo en emitir este tipo de bonos, y lo hará mediante una oferta pública en el mercado interno de Japón por un importe de 10.000 millones de yenes (alrededor de 64,3 millones de euros).

Los bonos azules de MOL han recibido una calificación de “Blue1(F)” por parte del Japan Credit Rating Agency (JCR), la más alta que establece la JCR Blue Bond Framework Evaluation. Del mismo modo, la naviera japonesa ha elaborado un marco normativo (Blue Bond Framework) para determinar los límites de los bonos. Así, establece que todos los ingresos de los bonos deben contribuir a la preservación del entorno marino.

Los bonos azules servirán para recaudar fondos con el objetivo de financiar los retos sostenibles de la naviera

Los bonos azules son emisiones de deuda que persiguen el impulso de proyectos sostenibles con la economía azul, y sigue las directrices de la International Capital Markets Association (ICMA). Como planes estratégicos para los que se pueden emplear, destacan los relacionados con la prevención de la contaminación marina o la preservación de recursos marinos.

La naviera ha expuesto algunos ejemplos potenciales para los que se pueden emplear los bonos azules. El primero, para construir más Wind Hunters, buques cero emisiones propulsados con la fuerza del viento. El segundo, para la instalación de más sistemas Wind Challenger en sus buques, que también aprovecha la energía eólica para reducir las emisiones. La tercera, para crear más parques eólicos en el mar. Y la cuarta, para la producción de energía térmica oceánica.

Plan de objetivos Blue Action 2035 de MOL

El Blue Bond Framework expone el plan Blue Action 2035, impulsado en marzo de este año por la naviera japonesa para establecer una “visión basada en estrategias a largo plazo” en temas como el medio ambiente, la seguridad, el capital humano, la digitalización y la gobernanza. En este sentido, se propone como meta para el 2050 conseguir la descarbonización de sus operativas.

La compañía ha fijado una inversión total de 650 mil millones de yenes (alrededor de 4 mil millones de euros) para atajar los retos ambientales en un periodo de 3 años (del año fiscal 2023 al año fiscal 2025). En esta línea, los bonos azules servirán para recaudar fondos con el objetivo de financiar estas iniciativas.