MSC regresa cuatro años después a Castellón con una conexión con Marruecos

En total, se contemplan 32 escalas durante el 2024

La naviera Mediterranean Shipping Company (MSC) regresa al puerto de Castellón, donde dejó de escalar en el 2020. En concreto, se trata de una nueva conexión que enlazará al recinto castellonense con Marruecos a través de una línea regular que discurre por Valencia, Casablanca, La Spezia, Barcelona y de nuevo vuelta a Castellón.

Esta ruta tendrá una periodicidad semanal y estará cubierta por los buques Annick, Dornie y Porto III. Se contemplan 32 escalas desde este mes de mayo y hasta diciembre.

La vuelta de MSC a Castellón, objetivo de la APC

Según ha señalado la Autoridad Portuaria de Castellón (APC), la vuelta de MSC era uno de los “objetivos marcados” por su presidente, Rubén Ibáñez, “con el fin de incrementar el tráfico de mercancía contenerizada”.

De hecho, Ibáñez ya anunció en su discurso de toma de posesión su compromiso con la industria azulejera y cerámica para que nuevas líneas de contenedores escalen en el recinto “de forma que al sector cerámico le sea más barato exportar y se eviten multitud de tránsitos a Valencia, con lo que supone de reducción de emisiones y mejoras para el medio ambiente”.

MSC regresa tras varios encuentros entre representantes de la APC y Noatum para materializar un acuerdo, después de que Noatum (en manos de Abu Dhabi Ports Group) adquiriera el 100% de la propiedad de APM Terminals en el puerto de Castellón.

Castellón pasa a tener 9 líneas regulares

Con esta línea de MSC, el puerto castellonense contará con 9 líneas regulares, que unen 45 puertos de 35 países, del Norte de África, mar Mediterráneo, Próximo Oriente, Mar Negro o India, entre otros destinos.

El máximo responsable de la APC ha manifestado que “este acuerdo supone un paso para fortalecer el mercado de mercancía general, que a su vez es el que más trabajo aporta para la estiba”.

El puerto de Castellón ha iniciado en 2024 una senda de recuperación de tráficos con un aumento superior al 55% en el primer cuatrimestre, y que pretende consolidar en los próximos meses, “todo ello teniendo todavía cerrados dos mercados claves como Israel y Argelia, que en el pasado han sido fuente de trayectos y escalas”. Por otra parte, la guerra de Rusia contra Ucrania también “penaliza ese mercando que prácticamente tiene trayectos muy puntuales”.