La terminal de pasajeros de MSC dispondrá del primer OPS para cruceros de Barcelona

El Consejo de Administración del puerto de Barcelona también ha adjudicado la conexión entre los muelles de la Energia y Adossat, esencial para suministrar electricidad a los OPS del muelle Adossat.

El Consejo de Administración del puerto de Barcelona ha iniciado este miércoles el proceso para licitar la construcción y puesta en funcionamiento del primer sistema Onshore Power Supply (OPS) en una terminal de cruceros, concretamente el que se instalará en la futura terminal de MSC, actualmente en construcción al muelle Adossat.

Este sistema, que permitirá suministrar electricidad a los cruceros que estén atracados de forma que puedan parar sus motores y reducir las emisiones, será el primero que se conectará en la red de media tensión que se desplegará con el proyecto Nexigen y que permitirá electrificar los principales muelles del puerto de Barcelona.

La licitación, que tendrá que recibir el visto bueno del Consejo de Ministros, prevé un presupuesto de 14.524.755,63 euros, incluyendo la redacción del proyecto, la construcción y puesta en marcha de los sistemas, así como el mantenimiento y la operativa durante los dos primeros años de funcionamiento. Este formato, llave en mano, permitirá que una misma empresa se haga cargo del conjunto del proyecto y su puesta en marcha, agilizando todo el proceso. Se prevé que, una vez adjudicada, el OPS esté operativo en dos años, iniciando el suministro eléctrico a cruceros en el 2026, tal y como está previsto en el proyecto Nexigen.

La nueva Lonja de Pescadores estara abierta al publico, que podra presenciar en directo la subasta del pescado, y contara con un restaurante especializado en cocina mediterranea de calidad vinculada al mar
La nueva Lonja de Pescadores estará abierta al público, que podrá presenciar en directo la subasta del pescado, y contará con un restaurante especializado en cocina mediterránea de calidad vinculada al mar

En paralelo a esta licitación y también como parte del proyecto Nexigen, el Consejo de Administración ha adjudicado este miércoles la construcción de una batería de siete conducciones sepultadas que conectarán los muelles de la Energia y Adossat. La construcción permitirá conectar los OPS de las terminales de cruceros del muelle Adossat, como el que ha iniciado el proceso de licitación, en la red de media tensión que los suministrará electricidad.

La conexión, que cruzará el canal de navegación, tendrá una longitud de 700 metros y pasará a 32 metros bajo el nivel del mar, también permitirá ampliar la red de servicios generales del muelle Adossat, que a medida que se completa su ampliación y se construyen las terminales proyectadas requiere una mayor capacidad de suministro que la que permite ofrecer la actual conexión de servicios, construida hace unos 20 años por debajo de la bocana Norte.

Los trabajos se han adjudicado a la UTE formada por las empresas Naviera Dedalus y Catalana de Perforacions por un importe de 14.955.143,82 euros y un plazo de ejecución de 28 meses. De esta forma, la conexión entre los muelles de la Energia y Adossat entrará en funcionamiento casi al mismo tiempo que el primer OPS para cruceros.

Concurso para el restaurante de la nueva Lonja de Pescadores

El Consejo de Administración del puerto de Barcelona también ha convocado el concurso para la concesión del restaurante de la nueva Lonja de Pescadores. La licitación prevé la apertura de un restaurante de casi 300 metros cuadrados con una terraza de 80 metros cuadrados en la zona abierta al público del nuevo edificio, que se inaugurará este verano. Los pliegos del concurso estipulan que el local tendrá que estar especializado en cocina mediterránea de calidad vinculada al mar, con protagonismo para los platos de pescado, marisco y arroces, y donde se primará el uso del pescado de proximidad.

El concurso, que contempla una concesión para los próximos 15 años, también incluye un bar de 140 metros cuadrados en la planta baja del edificio, en este caso en la zona restringida para pescadores y trabajadores de la lonja.

La finalización de la nueva lonja supondrá la apertura del muelle de Pescadors al público general, puesto que el edificio incorpora una pasarela de acceso y espacios a la primera planta para que la ciudadanía pueda ver en directo la subasta del pescado. El nuevo restaurante contribuirá a dinamizar y hacer todavía más atractivo para el público un espacio del Port  Vell que hasta ahora había sido de acceso restringido.