La muestra del puerto de Valencia sobre el diseño recibe la visita de 2.000 personas

Un viaje por el diseño y la creatividad, por los productos de las empresas valencianas, por la historia y las tradiciones de la Comunidad Valenciana y por la importancia del puerto de Valencia como puerta de entrada y salida de mercancías, pero también de cultura o personas. Todo ello se refleja en la exposición organizada por la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) “València, Porta al Disseny. Exportació dels nostres productes als segles XIX i XX”. Una muestra que en su primera semana ha recibido la vista de 2.000 personas que ya han acudido al Edificio del Reloj del puerto de Valencia.

Tigres en Gandía, una fallera regalando una caja de naranjas a su homóloga de Rotterdam, grupos de jazz, piratas de Carcaixent, una aviadora desde Alcira,…son solo algunos de los motivos que inspiraron a los diseñadores del siglo XIX y principios del XX para acompañar a los productos valencianos -especialmente naranja, vinos y licores- en su viaje para ser consumidos por todo el mundo.

Unos pioneros, tanto por su vocación exportadora y apertura al mundo como por su creatividad e ingenio como precursores del diseño, que harán disfrutar a los vecinos y turistas que estos días recorran la muestra con la que el puerto de Valencia quiere mostrar la importancia del transporte marítimo y la exportación para la sociedad valenciana.

En “València, Porta al Disseny. Exportació dels nostres productes als segles XIX i XX”, los visitantes pueden comprobar el proceso de internacionalización de las empresas valencianas a través de la exportación apoyándose en la cartelería para vender los productos valencianos. 300 etiquetas y carteles de naranjas, vinos, licores y otros productos valencianos, así como envases, botellas y objetos de la época, acompañados por fotografías del día a día del puerto de Valencia durante esa etapa. Una muestra gratuita que puede visitarse de lunes a domingo entre las 11.00 y las 18.00 horas hasta el 6 de noviembre en el Edificio del Reloj.

En la exposición, se hace un recorrido explicativo que va desde la imagen tradicionalista y pintoresca, al mundo clásico y la mitología, y la exótica o moderna. En el diseño de estas etiquetas también se hizo patente la importancia del mar en el uso de motivos como veleros y vapores o mapas alusivos a las conexiones entre el territorio valenciano y otros países. Los creativos de la época también usaron el idioma de destino de los artículos, incluso los personajes tradicionales y paisajes de esos países, en un afán por estrechar las relaciones comerciales.

La muestra también refleja la introducción hacia la mitad del siglo XX de la salud asociada a la belleza, el deporte y la infancia que centraron la atención en las cualidades y beneficios del producto que se dirigía directamente al consumidor. También se usaron referencias cinematográficas y culturales usando como reclamo personajes de la gran pantalla, el arte o la literatura universal. Las imágenes de marca son testimonio de la creatividad valenciana que, gracias a las mejoras de los medios de transporte y especialmente al puerto de Valencia, viajaron y llevaron nuestro arte y nuestra tierra por todo el mundo.

La Autoridad Portuaria de Valencia se suma con esta exposición a la celebración de la ciudad de Valencia como Capital Mundial del Diseño 2022, dando a conocer la importancia que tuvo y tiene el puerto en la exportación de los productos valencianos y los diseños que los acompañan.