Navarra reordena su departamento de transporte y movilidad

El transporte evoluciona y se adapta a la nueva realidad y así lo ha entendido el Gobierno de Navarra que ha aprobado un Decreto Foral por el que se modifica la denominación de la Dirección General de Transportes. Así, la nueva unidad pasa a denominarse Dirección General de Transportes y Movilidad Sostenible, ámbito este último del que también se detallan nuevas funciones, en un intento de adaptar la estructura a la realidad del sector y a los objetivos medioambientales.

La palabra “transportes” ha quedado obsoleta en favor de “movilidad”

Según informa el Departamento de Cohesión Territorial dirigido por Bernardo Ciriza, del que depende la dirección general, la palabra “transportes” ha quedado obsoleta para definir una nueva realidad más amplía existente en nuestros días, la que comprende la movilidad de personas y objetos. Precisamente, esta actividad es una de las que genera mayores emisiones de CO2, por lo cual la movilidad debe llevar incorporada, en la actualidad, el factor de sostenibilidad desde el punto de vista medioambiental.

Con la nueva denominación, se visibiliza también la estructura y la labor que ya posee la dirección general. De hecho, uno de los servicios se denomina Servicio de Inspección, Gestión, Ordenación del Transportes y Movilidad.

Finalmente, se modifican algunas de las competencias de la unidad para dar respuesta a las necesidades actualmente existentes. En este sentido, se incluye la elaboración de políticas, planes, proyectos y estudios en materia de movilidad y el asesoramiento y coordinación con otras unidades de la Administración Foral en actividades en las que intervenga la movilidad, el transporte y la logística.

También la dirección general pasa a tener, entre sus funciones, la financiación, elaboración de proyectos, ejecución, mantenimiento de obras, servicios e infraestructuras, en exclusiva o en colaboración con otros departamentos y administraciones, que faciliten el desplazamiento sostenible de personas y bienes.

Trabajos de inspección del puente sobra la AP-15

11.000 vehículos pesados

El puente de la Ronda PA-30, que discurre sobre la autopista AP-15, será reparado de “emergencia” al detectarse importantes daños en varias de las vigas que lo sustentan. Las obras, que tendrán un plazo previsto de ejecución de 6 meses, conllevarán una inversión estimada de 1 millón de euros.

Las inspecciones efectuadas provocan emprender con rapidez actuaciones correctoras, en un nudo situado a la entrada de Pamplona por el que circulan cada día 95.000 vehículos, de los cuales 11.000 son pesados. Cabe recordar que esta zona, próxima al Polígono de Talluntxe, y en cuyas proximidades se encuentran varios polígonos industriales y comerciales y el acceso al aeropuerto, supone un punto estratégico de conexión, por lo que la necesidad de su buen mantenimiento, tanto estructural como funcional, es de elevada importancia.

Navarra cuenta con 1.686 puentes de más de tres metros de luz y cada año se inspeccionan, como mínimo 350 de ellos para conocer su estado y tomar medidas correctoras.

Anterior artículoEl puerto de Santander culmina su espacio provisional para vehículos
Siguiente artículoMADCargo se reúne con el Gobierno para agilizar los servicios paraduaneros en el aeropuerto de Madrid