Zim registra unas pérdidas de 2.688 M$

La naviera israelí ZIM ha anunciado unas pérdidas netas de 2.688 millones de dólares en el ejercicio completo del 2023.  Solo en el último cuatrimestre del año, sus pérdidas netas alcanzaron los 147 millones de dólares, cifras alejadas del mismo trimestre del 2022, donde la compañía registró un balance de ganancias de 417 millones de dólares.

Según ha argumentado el presidente y director ejecutivo de Zim, Eli Glickman, los resultados responden a un “contexto de condiciones de mercado debilitadas, interrupciones de la industria y desafíos operativos en este 2023”. Pese a ello, ha afirmado que Zim se “mantuvo resistente y enfocado intensamente a lograr el más alto nivel de atención” a sus clientes.

Glickman ha añadido que durante un periodo en el que el mercado “ha continuado volátil, nuestra sólida posición nos va a permitir mantener una visión a largo plazo”.  En esta línea, ha afirmado que la compañía espera que “Zim emerja en una posición más fuerte que nunca en el 2025 y en años posteriores”.

Zim reduce en un 2,9 % el número de teus transportados

La naviera también ha dado a conocer las cifras de contenedores movidos a lo largo del 2023. En concreto, ha señalado que el volumen transportado en este ejercicio fue de 3.281 teus, lo que supone una disminución interanual del 2,9% (3.380 teus en el 2022). Esta cifra ha impactado en su cifra de negocio, puesto que durante el 2023 alcanzaron unos ingresos de 5.160 millones dólares, lo que representa una disminución interanual del 59%.

En cuanto a datos más específicos, la naviera ha presentado un índice Ebitda de todo el año de 1.050 millones de dólares, lo que representa una disminución interanual del 86%. En cuanto al Ebit, la compañía ha presentado unas pérdidas en el 2023 de 422 millones de dólares (frente a los 6.150 que presentó en el 2022).