Los ataques de piratería alcanzan los niveles más bajos en décadas

La ICC International Maritime Bureau (IMB) solicita que se mantengan los esfuerzos en todo el mundo para mantener la piratería marítima en el nivel más bajo registrado en cerca de tres décadas.  En este sentido, el informe anual de la ICC registra 115 ataques de piratería y robos a mano armada contra buques en el 2022, en comparación con los 132 del 2021. La mitad de estos ataques ocurrieron en aguas del Sudeste asiático, particularmente en el Estrecho de Singapur, donde los incidentes continúan aumentando. 

Asimismo, los piratas marítimos lograron acceder a las embarcaciones en el 95% de los incidentes denunciados, desglosados ​​en 107 buques abordados, dos embarcaciones secuestradas, cinco intentos de ataque y una embarcación tiroteada. En muchos casos, los barcos estaban fondeados o navegando cuando se abordaron, y casi todos los incidentes ocurrieron durante las horas de oscuridad.

Reducción de ataques en el Golfo de Guinea

La reducción de los ataques de piratería  continúa y esta circunstancia se atribuye a una disminución general de la piratería en las aguas con alto riesgo del Golfo de Guinea, de 35 incidentes en el 2021 a 19 en el 2022. Sin embargo, señala la ICC International Maritime Bureau (IMB) se necesitan esfuerzos sostenidos para garantizar la seguridad continua de la gente de mar en la región del Golfo de Guinea, que sigue siendo peligrosa como lo demuestran dos incidentes en el último trimestre del 2022.


El director de IMB, Michael Howlett, explicó que “IMB aplaude las acciones rápidas y decisivas de las armadas internacionales y las autoridades regionales en el Golfo de Guinea, que han contribuido positivamente a la disminución de los incidentes informados y garantizan la seguridad de las tripulaciones y el comercio”. Sin embargo, Howlett, añadió que los dos últimos incidentes del 2022 causan preocupación e ilustran que se deben mantener los esfuerzos para mejorar la seguridad marítima en la región. 

Incidentes en aumento en el estrecho de Singapur

Un tercio de todos los ataques de piratería registrados a nivel mundial en el 2022 se han producido en el Estrecho de Singapur con buques navegando, y con 38 incidentes contabilizados. La mayoría de los buques abordados tenían más de 50.000 TPM, incluidos seis buques de carga de más de 150.000 TPM.  En los 38 ataques informados, dos tripulantes fueron amenazados y cuatro fueron tomados como rehenes mientras duró el incidente. También se ha informado que en al menos tres incidentes se usó un arma para amenazar a la tripulación.

Persiste la amenaza en Sudamérica

A pesar de una notable disminución en el número de incidentes reportados en aguas de Centro y Sudamérica, los puertos de Brasil, Guyana, Perú, Venezuela, México y Haití continúan afectados por el delito de robo a mano armada. La reducción de la piratería se atribuye en parte a la disminución de los incidentes informados en el fondeadero de Callao, en Perú, que experimentó una bajada del 33 % en comparación con el 2021.