“No estáis solos, no os hemos olvidado”

OK 2

Ricard Rodríguez-Martos
Director de Stella Maris – Barcelona

Esta frase fue pronunciada hace dos años por el papa Francisco con motivo del Día de las Gentes del Mar y responde a una percepción que es frecuente entre marinos y pescadores: sienten que no se les tiene en cuenta.

Esta frase ha cobrado actualidad con motivo de la pandemia, pues como ya es sabido, miles de marinos se han visto confinados en sus barcos, sin poder desembarcar para volver a casa y sin poder salir a dar un paseo cuando estaban en puerto.

Desde los centros Stella Maris del mundo se ha hecho un esfuerzo para que vieran que no se les olvidaba y se han buscado diversos caminos, primero a distancia y luego volviendo ya a visitarlos en los barcos, para que se sintieran asistidos y acompañados.

Creo que es oportuno citar aquí también otras palabras del papa dirigidas a los centros de Stella Maris de todo el mundo:

“En los rostros de los marinos de varias naciones, os invito a reconocer el rostro de Cristo. En el babel de sus idiomas, os recomiendo hablar el lenguaje del amor cristiano, que acoge a todos y no excluye a nadie.”

El viernes 16 de julio se celebra en los puertos de España la fiesta de la Virgen del Carmen, patrona de la gente de mar.

En Barcelona era tradicional la procesión, primero por el paseo Joan de Borbó y luego por aguas del puerto, acto en el que se volcaba de manera muy especial la comunidad pesquera de Barcelona, acompañada por muchas personas del ámbito marítimo portuario y otras que acudían por devoción a la Virgen. Coronaba la fiesta una misa solemne, muy participada, sobre el muelle de los pescadores.

Lamentablemente, a causa de la pandemia, el año pasado se tuvo que cancelar y este año, por prudencia, tampoco se hará. La única celebración será una misa en la parroquia de Sant Miquel del Port.

A la Virgen del Carmen se la conoce también como Estrella del Mar, o Stella Maris. Antes de que existiera el compás magnético, ni los medios de navegación electrónicos modernos, los marinos y los pescadores se guiaban por las estrellas. De aquí la analogía con La Virgen María, quien, como estrella del mar, nos guía por las aguas difíciles de la vida. Por eso es patrona de marineros, pescadores, y de todos los que se hacen a la mar.

El día de la Virgen del Carmen debe ser también motivo de fiesta para el puerto, para la comunidad portuaria, una fiesta que se anuncia a toda la ciudad y en la que se exhorta a la sociedad a no olvidar tampoco lo que son y significan los puertos y en la que se nos invita a todos a practicar el lenguaje del amor que “acoge a todos y no excluye a nadie”.

Anterior artículoGeoalcali exportará medio millón de toneladas de potasa desde Mina Muga
Siguiente artículoMarina Meridional se incorpora a Soermar