Europa aprueba la norma Euro 7, unificada para todos los vehículos

El Parlamento y el Consejo Europeo han llegado a un acuerdo sobre el Reglamento Euro 7 que desbloquea la tramitación de una norma que afecta a los efectos contaminantes de los vehículos en general y al transporte por carretera en particular. Recordar que la propuesta abarca las emisiones de los tubos de escape, pero también las de frenos y neumáticos.

¿Qué es la norma Euro 7?

Las normas Euro 7 reúnen los límites de emisiones para todos los vehículos de motor, es decir, turismos, furgonetas, autobuses y camiones, en un único conjunto de normas.

Las nuevas normas “son neutras en cuanto a combustible y tecnología” y establecen los mismos límites, independientemente de si el vehículo utiliza gasolina, diésel, sistemas de propulsión eléctricos o combustibles alternativos.

La Comisión acoge con satisfacción el acuerdo político sobre el Reglamento Euro 7

El pasado mes de noviembre, la Comisión Europea propuso el Reglamento de la norma Euro 7 que abarca los principales contaminantes atmosféricos, como las partículas, las partículas ultrafinas, los óxidos de nitrógeno y los hidrocarburos, excluido el dióxido de carbono, que se rige por las normas de CO₂ para turismos y furgonetas.  

comisario europeo de Mercado Interior
Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior

Para la adopción de esta normativa se han llevado a cabo importantes estudios -en la web de la Comisión hay al menos 9 informes de más de 250 páginas- puesto que, aunque nuestro país ha optado por una posición neutral, Bulgaria, Eslovaquia, Francia, Hungría, Italia, Polonia, República Checa y Rumanía han mostrado una fuerte oposición a esta normativa.

Un 56% menos de emisiones

Según la propuesta, para el 2035, Euro 7 reducirá las emisiones totales de NOx en un 56% en comparación con Euro VI para autobuses y camiones; y en un 35% en comparación con Euro 6 para automóviles y furgonetas.

Al mismo tiempo, las partículas procedentes de la combustión del motor se reducirán en un 39% para los autobuses y camiones, en un 13% para los turismos y furgonetas, y las partículas de los frenos de los coches se reducirán en un 27%.

Ahorro de emisiones de NOx en camiones y autobuses según la norma Euro VI
Ahorro de emisiones de NOx en camiones y autobuses según la norma Euro VI

Aunque los legisladores acordaron una reducción más moderada de las emisiones de motores de combustión de los turismos y furgonetas que la propuesta inicialmente por la Comisión, el Reglamento aprobado seguirá reduciendo significativamente las emisiones de escape de los camiones y autobuses, que tardarán más tiempo que los turismos y furgonetas en alcanzar las cero emisiones.

En particular, las emisiones de óxido de nitrógeno de camiones y autobuses se reducirán a la mitad (de 400 a 200 mg por kWh).

Afecta también a los eléctricos

Por primera vez en la UE, esta legislación regulará las partículas procedentes de los frenos y los neumáticos para todos los vehículos, que son una fuente importante de emisiones, especialmente para los vehículos eléctricos.

Además, los límites de abrasión de los neumáticos también serán una medida clave para reducir los microplásticos. El acuerdo político impulsará la confianza de los consumidores al garantizar el cumplimiento de los límites de emisiones durante el doble de tiempo que lo legislado en la actualidad.

Así, serán 200.000 km y 10 años de uso. También establece requisitos de sostenibilidad para las baterías de los vehículos eléctricos.

Desarrollo sin necesidad de introducir una nueva norma de emisiones
Desarrollo sin necesidad de introducir una nueva norma de emisiones

Si bien las normas de emisiones de CO₂ fomentan el despliegue de vehículos de cero emisiones, es importante garantizar que todos los vehículos que circulan por nuestras carreteras sean mucho más limpios. En el 2035, todos los turismos y furgonetas vendidos en la UE tendrán cero emisiones de CO₂.

Sin embargo, para 2050, se espera que más del 20% de los automóviles y furgonetas y más de la mitad de los vehículos pesados continúen emitiendo contaminantes procedentes de motores de combustión.

Además, los vehículos eléctricos impulsados por batería también causan contaminación por el uso de los frenos y la emisión de microplásticos procedentes de los neumáticos.

Señala el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, que el acuerdo sobre la norma Euro 7 “ofrece a los fabricantes un camino despejado para mejorar la calidad del aire a través de motores de combustión y vehículos eléctricos más limpios. Los límites de emisiones tendrán que cumplirse durante un período más largo de tiempo, lo que puede tranquilizar a los consumidores a la hora de comprar vehículos usados”.