Nueva carga de proyecto industrial en el puerto de Baiona

Las inversiones en nuevo equipamiento más potente están dando sus frutos en el puerto de Baiona. Así, a principios de semana se descargaron dos grandes piezas de 58 toneladas de peso y 28 metros de envergadura cada una, en el muelle de Tarnos.

Ambas piezas, tanques de almacenamiento para la compañía Isisan, en el yacimiento de Lacq, fueron descargadas por las nuevas grúas Liebherr recientemente llegadas al puerto de Baiona. La operación de descarga marítima estuvo coordinada por la empresa Sotramab para que, posteriormente, la firma Autaa se encargase de su transporte terrestre hasta su destino final, a casi 100 kilómetros de distancia.

Nuevos medios

El puerto de Baiona recibió dos nuevas máquinas, la GR 15 (una LIEBHERR LPS 550) para situarla en Tarnos, con una capacidad de elevación de 124 toneladas, mientras que en Blancpignon se instaló la GR 21 (una LIEBHERR LPS 420) capaz de elevar hasta 60 toneladas.

En el caso que ahora nos ocupa, zona portuaria de Tarnos, la grúa GR15 se utiliza principalmente en las operaciones necesarias para la importación y exportación de siderúrgicos, específicamente, los producidos por Laminoirs des Landes. Los muelles de Tarnos disponen así de 4 grúas dedicadas a la manipulación de cargas pesadas y graneles industriales, como la descarga de estas dos piezas de gran tamaño. En la ribera opuesta, la GR21 se dedica sobre todo a la carga y descarga de azufre, madera y fertilizantes. Blancpignon, una zona portuaria dedicada también al tráfico de contenedores y de graneles sólidos y líquidos, está ahora equipada con dos grúas.

Tras su descarga, las piezas partieron por carretera desde Baiona hasta Lacq

Con esta inversión, el puerto de Baiona refuerza su potencial de manipulación portuaria y renueva el utillaje y la maquinaria con el objetivo de equipar a cada una de sus terminales con soluciones de altas prestaciones para la estiba en ambas márgenes del Adour. De esta manera, el puerto de Baiona se ha dotado de nuevas capacidades de elevación y es capaz de atender buques más grandes y manipular cualquier tipo de mercancías, desde graneles, a contenedores pasando por carga convencional, e incrementando la posibilidad de tratamiento de mercancías pesadas y/o sobredimensionadas.

Anterior artículoATEIA Madrid reclama ampliar el Servicio de Farmacia de la Aduana de Barajas
Siguiente artículoBilbao acoge un encuentro sobre el Corredor Vasco del Hidrógeno