Nueva estación océano-meteorológica en el puerto de Mutriku

La Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, ha puesto en marcha una nueva estación océano-meteorológica en el dique exterior del puerto guipuzcoano de Mutriku. Se trata de un nuevo equipamiento que suministrará datos del oleaje correspondiente a una amplia franja costera, de la temperatura del mar e incluso de la intensidad y la velocidad del desplazamiento de las galernas.

En este mismo puerto es dónde el Ente Vasco de la Energía (EVE) instaló, hace ya diez años, la central undimotriz que gestiona BIMEP (Biscay Marine Energy Platform) y recogerá incluso datos individualizados de cada ola que llegue a la central undimotriz. Gracias a este equipamiento, Euskalmet recabará información de la franja costera enfocada al Nordeste, zona de la que no se disponía hasta ahora de datos directos, y al mismo tiempo obtendrá una valiosa información en materia de galernas, fenómeno habitual entre los meses de mayo a septiembre. En este sentido, Euskadi ha registrado tres galernas en lo que llevamos de año.

A la inauguración del nuevo equipamiento asistieron el vicelehendakari, Josu Erkoreka; la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia; el director de Atención de Emergencias y Meteorología, Fernando Izaguirre; el director de Puertos y Asuntos Marítimos, Aitor Etxebarria; el director General de EVE, Iñigo Ansola; Joseba Palenzuela, alcalde de Mutriku; Jose Ignacio Asensio, teniente diputado de la Diputación Foral de Gipuzkoa; Xabier Irigoyen, director científico de AZTI; y Jose Antonio Aranda, jefe del Servicio Meteorológico del Gobierno Vasco.

Estación multiuso

La estación de Mutriku ofrecerá información orientada a muy diversos campos, como información meteorológica de forma que se pueda hacer seguimiento de las distintas situaciones atmosféricas, incluida la evolución de las galernas, y medirá en tiempo real la temperatura del aire, la humedad relativa, el viento y la energía que nos llega del sol. Por otra parte, la estación se conectará a una nueva boya que medirá y suministrará datos de la temperatura del agua del mar y datos del oleaje, incluyendo las características de cada ola de forma individual. Se pretende así conocer la mayor información posible acerca del oleaje de modo que sea de utilidad tanto para la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco en lo que se refiere a aspectos preventivos relacionados con la protección civil y los temporales, como para BIMEP en cuanto al ajuste y la optimización de la producción eléctrica que genera el oleaje, mejorando de este modo la efectividad de dichos sistemas. Por último, cuenta con un sistema de videometría, denominado “KostaSystem”, que cuenta con 4 cámaras y contribuirá a controlar el oleaje y su rotura, la agitación portuaria y los rebases en costa, además de aportar información de interés en relación al uso de la playa de Mutriku.

Por su parte, BiMEP cuenta con dos instalaciones orientadas al desarrollo de tecnologías de energías renovables: una para ensayos en mar abierto y otra, en la planta de Mutriku, para ensayo de nuevos conceptos de turbinas de aire, estrategias de control y equipamiento auxiliar. Gracias a los datos ofrecidos por la nueva estación costera de Euskalmet (altura y período de las olas, mareas, presión atmosférica, dirección e intensidad del viento, entre otras) se obtendrán datos de gran valor para mejorar el diseño de nuevos dispositivos de aprovechamiento de energía de las olas, de forma que sea más eficaces y produzcan más energía, de forma más eficiente, y con menores costes.

Josu Erkoreka y Arantxa Tapia

Central undimotriz

La planta de energía de las olas de Mutriku ha cumplido diez años de generación ininterrumpida. Se trata de la planta comercial de su tipo más longeva del mundo y la que más horas de funcionamiento acumula. Cuenta con 16 turbinas situadas en el dique de abrigo del puerto que aprovechan el movimiento de las olas para producir energía eléctrica que es inyectada en su totalidad a la red general de distribución para su consumo. Actualmente esta instalación pertenece a BiMEP (Biscay Marine Energy Platform), el centro de ensayos de energías marinas de Euskadi, que gestiona también las instalaciones en mar abierto de Armintza para investigar dispositivos de generación eléctrica flotantes.

Inaugurada en 2011, esta planta ha cubierto diferentes etapas de desarrollo y ha batido records de producción hasta hoy nunca alcanzados por una instalación renovable de energía marina. Anualmente produce aproximadamente 300.000 kWh, lo que equivale a la energía eléctrica que consumen 100 viviendas en un año. En el año 2020 la planta logró un hito de producción eléctrica acumulada de 2.000.000 kWh, una cantidad modesta en comparación con otras tecnologías, pero un hito para la energía de las olas. Además, Mutriku también es un eslabón importante en la cadena de investigación de la tecnología OWC (Oscillating Water Column), cuyas mejoras tecnológicas podrán ser aplicadas en nuevas turbinas para su posterior uso en mar abierto, donde las olas tienen mayor potencial energético.

Boya de aguas someras

El proyecto se completará con la próxima instalación de una boya que permita medir el oleaje en el propio canal de entrada al puerto. La boya, fabricada en Euskadi, quedará fondeada a unos 20 metros de profundidad y se conectará vía radio con la estación meteorológica. Además, es una boya que mide el oleaje de aguas de poca profundidad, complementando las mediciones de la boya instalada en aguas de Donostia, fondeada a 600 metros de profundidad, y que, por lo tanto, es de aguas profundas.

Otra de las características de la boya que se instalará, también, en las inmediaciones de esta estación, es que suministra información en tiempo real de cada una de las olas, de forma individualizada, además de los estadísticos tradicionales sobre el oleaje.

Anterior artículoPresentación de la VI edición de la Carrera 10k Puerto de Cartagena
Siguiente artículoConcurso de ideas para dinamizar la integración ciudad-puerto de Gandía