Nuevas reglas fito para los embalajes de madera en Canarias

Las particulares condiciones agroclimáticas y ecológicas de las Islas Canarias hacen necesario el establecimiento de una regulación específica en materia de sanidad vegetal y así lo confirma una Orden publicada en el BOE por la que se establecen los requisitos fitosanitarios para la importación o entrada de embalajes y estibas de madera en esa Comunidad Autónoma.

Esta normativa, que modifica la disposición Orden AAA/458 vigente desde 2013,  tiene por objeto la preservación del estatus fitosanitario del archipiélago frente a plagas y otros organismos nocivos que puedan introducirse en importaciones de vegetales, productos vegetales y otros objetos. Por ello, su ámbito de aplicación y objeto se circunscribe a los embalajes y estibas de madera que se hayan de introducir en Canarias, como región ultraperiférica.

De esta forma, y en aplicación de Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias NIMF nº 15, los embalajes de madera, madera de estiba o madera en bruto, incluidos los envíos comerciales, que tengan entrada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Islas Canarias, cualquiera que sea su origen, se someterán a uno de los tratamientos aprobados que se especifican en el anexo I de la NIMF n.º 15 y llevarán la marca especificada que indique que el embalaje ha sido sometido a un tratamiento fitosanitario aprobado de conformidad con dicha norma.  En caso de que no hayan sido sometidos al tratamiento o la detección de plagas demuestre que el tratamiento puede no haber sido eficaz, el Servicio de Inspección en Frontera de Sanidad Vegetal, valorará el riesgo fitosanitario y podrá optar por la detención del envío, la retirada del material que no cumpla los requisitos, la destrucción o el reenvío. El citado Servicio también podrá decidir, en función del riesgo fitosanitario, extender las medidas adoptadas a las partidas o material que pudieran contener.

Esta normativa se aplicará a todo tipo de embalaje de madera de espesor superior a 6 milímetros, tales como cajones, cajas, jaulas, tambores y envases similares, paletas, paletas caja y demás plataformas para carga, collarines para paletas, maderos de estibar, utilizados o no para el transporte de mercancías de todo tipo. Los envíos de madera, como troncos o madera aserrada, pueden estar sostenidos por material de estiba hecho de madera del mismo tipo y calidad que los del envío, y que cumpla los mismos requisitos fitosanitarios. En tales casos, la madera de estiba se considerará como parte del envío y puede no considerarse material de embalaje de madera.

Anterior artículoNavarra: Bernardo Ciriza y Alejandro Toquero analizan las infraestructuras de movilidad
Siguiente artículoEl Salón Náutico concluye con “el viento a favor”