El puerto de Baiona avanza hacia el cumplimiento de sus objetivos anuales

El tráfico en el puerto de Baiona recupera lentamente su senda de crecimiento y el mes de noviembre ha dado una nueva alegría con un excepcional incremento del 87% sobre el año anterior, superando incluso los datos del año 2021 y acercándose a los datos del año prepandemia, 2019.

En noviembre se han superado los dos millones de toneladas acumuladas, con un incremento superior al 8,4% frente a los datos del año pasado y muy cerca de las toneladas contabilizadas en el 2021.

Con el resultado al mes de noviembre, el puerto de Baiona supera el 89,3% de su presupuesto inicial y en su estadística anual, de noviembre a noviembre, el incremento es del 3,37%, sumando 2,22 millones de toneladas acumuladas.

El movimiento de mercancías en el puerto de Baiona se ha visto fuertemente afectado con la irrupción de la guerra entre Rusia y Ucrania, con un cierre no previsible de los puertos ucranianos, y las tensiones en los mercados rusos han obligado a algunos operadores del puerto de Baiona relacionados con los fertilizantes, el acero y los hidrocarburos en particular, a encontrar nuevas fuentes de suministro, lidiando con un fuerte desequilibrio entre la oferta y la demanda. Además, el bloqueo europeo hacia los productos rusos interrumpió un prometedor tráfico de siderúrgicos proveniente directamente de Rusia. 

El trabajo de las empresas locales y de la comunidad portuaria está logrando revertir esta situación, consiguiendo proveedores alternativos y modificando las cadenas de suministro, acomodándose a la realidad actual. 

Descarga de siderurgicos, la mercancia mas importante del puerto
Descarga de siderúrgicos, la mercancía más importante del puerto

Mandan los siderúrgicos

A pesar del revés del tráfico de siderúrgicos con Rusia, que podría llegar a suponer unas 150.000 toneladas por año, estos productos suponen la mayor parte del tráfico del puerto de Baiona. Así, la chatarra y la palanquilla suman 482.238 toneladas en el total acumulado. La chatarra sube un 6,5% mientras que las palanquillas siguen suponiendo el producto más fuerte aún registrando un retroceso. Las planchas metálicas suman otras 255.517 toneladas, lo que augura rozar el millón de toneladas en los siderúrgicos a final de año.

El maíz, antaño producto “estrella” en el puerto de Baiona, cede su segundo puesto en el ranquin a los fertilizantes, que crecen un 28%, mientras se resienten los productos químicos y el azufre, sumando 140.000 toneladas. Por tanto, el tercer producto, el maíz suma 357.789 toneladas y supone la casi totalidad de los agroalimentarios movidos por el puerto vasco francés.

En lo referido a la madera, un producto que llegó a su apogeo tras la tormenta Klaus que asoló los bosques aquitanos, no logra sobrepasar las 85.000 toneladas por año, cuadriplicando las previsiones de los responsables portuarios para todo el año, pero muy lejos de los números de récord de principios de la década del 2010

Finalmente, los productos petrolíferos y sus derivados y los betunes superan las trescientas mil toneladas, crecen en torno a un 20% sobre el año anterior y se acercan a los objetivos marcados para todo el año.