Adjudicadas obras para la ampliación a 750 metros de vías en el corredor Zaragoza-Tarragona-Barcelona

El Ministerio de Transportes (Mitma) ha adjudicado dos contratos, a través de Adif, por 22,7 millones de euros (IVA incluido) para la ampliación de vías de apartado hasta los 750 metros en cinco estaciones del corredor ferroviario Zaragoza-Tarragona-Barcelona.

Estas actuaciones se enmarcan en el convenio suscrito entre Adif, Puertos del Estado y la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) para impulsar el tráfico ferroviario de mercancías con el puerto de Barcelona.

Uno de los contratos, adjudicado a la UTE integrada por DSV Empresa Constructora y Ferroviaria y Contratas Vilor, recoge las actuaciones en las estaciones de Selgua, Marcén-Poleñino y Almudévar, en la provincia de Huesca, por 13,3 millones de euros. El otro contrato se destina a las estaciones de Fuente de Ebro (Zaragoza) y Puebla de Híjar (Teruel).

La UTE formada por ASCH Infraestructuras y Servicios y Dalawa Construcciones e Ingeniería lo llevará a cabo por 9,2 millones de euros.

Con estas inversiones se da un nuevo impulso al transporte ferroviario de mercancías en el corredor de ancho convencional Zaragoza-Tarragona-Barcelona por Lleida, en el que está previsto desplegar los servicios de autopista ferroviaria, y por Caspe.

La ampliación de las vías permitirá el estacionamiento y apartado de trenes de longitud estándar, de hasta 750 metros, mejorando la eficiencia y la competitividad de la red ferroviaria.

Los trabajos adjudicados se enmarcan en el plan desplegado por el Ministerio para ampliar vías hasta los 750 m en diez estaciones del corredor Zaragoza-Barcelona. Así, también se actuará en Nonaspe y Chiprana (Zaragoza) y en Flix (Tarragona), cuyos contratos ya han sido adjudicados, y en Juneda y Raimat (Lleida), en fase de licitación. Las obras en la estación de Vilaverd (Tarragona) ya están finalizadas.