La UE aprueba la operación Aspides para defender a los buques del Mar Rojo

La misión tendrá como objetivo “salvaguardar” a los buques de los ataques hutíes

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea han dado luz verde este lunes a la misión naval para “salvaguardar la libertad de navegación en el Mar Rojo”, tal y como refleja el documento decisorio del Consejo de Política Exterior y Seguridad Común del pasado 8 de febrero. Como respuesta a los ataques hutíes a buques internacionales, la UE protegerá las líneas marítimas que transiten frente a la costa de Yemen con una duración inicial de un año.

En concreto, la operación se centrará en el estrecho de Bab-al-Mandeb y de Ormuz, así como las aguas internacionales del Mar Rojo, el Golfo de Adén, el Mar Arábigo, el Golfo de Omán y el Golfo Pérsico, y contará con la participación de Grecia, Francia, Italia y Alemania. En este sentido, España ya dejó claro que no participaría en esta misión.

El cuartel general de la operación, que se ubicará en Larissa (Grecia), coordinará la defensa, asegurará el conocimiento de la situación marítima, y protegerá a los buques contra los ataques que se perpetren “respetando plenamente el derecho internacional”. Así, la misión no desarrollará en principio operaciones de ataque contra objetivos hutíes, y se limitará solamente a defender a los mercantes.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se ha pronunciado este lunes sobre la aprobación de la operación Aspides y ha trasladado su “satisfacción”. “Europa garantizará la libertad de navegación en el Mar Rojo, trabajando junto con nuestros socios internacionales”, ha subrayado, añadiendo que “es un paso más hacia una presencia europea más fuerte en el mar para proteger nuestros intereses europeos”.

Los ataques continúan

Precisamente este lunes, el portavoz de los rebeldes hutíes, Yahya Sare’e, ha publicado un comunicado en su cuenta de X en el que anunciaba un ataque al buque británico Rubymar, que transitaba a través del Golfo de Aden. “El buque ha sufrido daños catastróficos… y como resultado, ahora se encuentra en potencial riesgo de hundimiento”, ha asegurado Sare’e, quien ha añadido que la tripulación se encuentra “a salvo”.

En esta línea, Estados Unidos y el Reino Unido impulsaron la operación Guardián de la Prosperidad para garantizar la seguridad de los mercantes. Los rebeldes hutíes aseguran que “no desistirán” las operaciones militares hasta que “cesen las agresiones a la Franja de Gaza”. Lejos de desistir, Israel anunció este fin de semana que, si Hamás no libera a los rehenes para antes del Ramadán, atacarán la ciudad de Rafah, donde ahora se encuentra la mayor parte de la población gazatí.

El alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, subrayó este domingo durante la Munich Security Conference (MSC) que “existe un espacio político para que una UE unida apoye el único camino a seguir: una solución de dos Estados, que permita a Israel y Palestina vivir uno al lado del otro en condiciones de seguridad, paz y dignidad”.