Óscar Puente se sumerge en el SIL para conocer la apuesta del sector por la innovación y la digitalización

La necesidad de acelerar el despliegue de las infraestructuras del Corredor Mediterráneo han centrado las intervenciones de las autoridades

El SIL ha abierto oficialmente sus puertas, y el primer día ya ha estado marcado por una afluencia considerable de expositores en los pasillos de la Fira de Barcelona. El ministro de Transportes, Óscar Puente, ha inaugurado el evento junto a Ester Capella, consellera de Territori de la Generalitat; Jaume Collboni, alcalde de Barcelona; Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca, y Blanca Sorigué, directora general del Consorci de la Zona Franca de Barcelona.

En el recorrido por la feria, las autoridades han visitado los stands de diferentes empresas e instituciones, así como de los puertos catalanes y del resto de España. Las empresas con stand en el SIL han expuesto a los representantes institucionales las últimas innovaciones de la logística y el transporte, que ahora se apunta el reto de la descarbonización y sigue con el proceso de digitalizar sus operativas, uno de los propósitos que persigue el SIL en la presente edición.

Blanca Sorigué, directora general del CZFB; Carlos Prieto, delegado del Gobierno en Catalunya; Ester Capella, consellera de Territori de la Generalitat; Óscar Puente, ministro de Transportes; Jaume Collboni, alcalde de Barcelona, y Pere Navarro, delegado especial del Estado en el CZFB, durante la inauguración del SIL

Durante su intervención, Óscar Puente ha destacado precisamente que “el SIL es una herramienta crucial que demuestra lo que Barcelona y España pueden aportar a la industria logística a nivel global; la descarbonización del sector logístico se logrará apostando por la innovación y desarrollando una cadena de suministro verde”.

Asimismo, ha situado la relevancia del Corredor Mediterráneo para cumplir con estas aspiraciones: “Será imprescindible para la revolución industrial global”. En este sentido, ha señalado que “el 70% del Corredor está ejecutado o en ejecución, y el 30% restante está en tramitación, lo que confirma el compromiso del gobierno con el sector”, y que “estamos trabajando en la conexión Sur con Almería y trabajando muy duro para que el Corredor Mediterráneo pueda conectar Valencia con Barcelona”.

En la misma línea, Jaume Collboni ha reivindicado que el SIL “refleja una de las vocaciones de Barcelona: proyectar la ciudad al ámbito global”. Collboni ha resumido los retos que debe abordar el evento, como buscar la manera de “minimizar el impacto en el espacio público”, algo para lo que la ciudad ya está implementando “proyectos de última milla” para el transporte de mercancías dentro de las ciudades “sin afectar la vida urbana”.

Al compás de lo que ha subrayado Óscar Puente, Collboni ha puesto el ejemplo de la adjudicación del proyecto constructivo para los accesos Sur al puerto de Barcelona como “una buena noticia”: Es necesaria una mayor inversión en la industria ferroviaria y en la movilidad de personas y mercancías, con un fuerte énfasis en la colaboración público-privada para afrontar estos desafíos”, ha recordado Collboni.

Por su parte, Esther Capella ha destacado la urgencia de abordar la descarbonización del sector: “La neutralidad de emisiones es un reto para nuestra competitividad”. La consellera ha recordado que la cadena logística es estratégica porque nos permite avanzar como país y posicionarnos en el mercado internacional”, y que “Catalunya ya está dando un paso adelante”.

Público asistente a la conferencia inaugural del SIL

Del mismo modo, ha recordado a Óscar Puente que “se deben cumplir las obligaciones y calendarios” del Corredor Mediterráneo: “Hace años que reivindicamos la finalización del Corredor por el papel que deben tener las regiones en el proyecto europeo, pero el punto de partida es precario y se evidencia en la mala conectividad de nuestros puertos y la congestión, a la espera de tener líneas segregadas y tramos con tercer carril”. Asimismo, ha expuesto la apuesta de su Gobierno por construir terminales intermodales y adquirir aún más suelo logístico en el territorio.

Para Pere Navarro, “el SIL vuelve una edición más con toda su fuerza, con 650 empresas participantes y un 35% de internacionalidad, con presencia de países de los cinco continentes y en una edición que está claramente marcada por la innovación y la digitalización y reafirma su vocación de posicionar la logística como sector esencial en nuestro día a día”.

Por su parte, Blanca Sorigué, ha hecho hincapié en que “este año contamos con la presencia de 120 startups y con 176 novedades presentadas en exclusiva mundial por las empresas participantes, una cifra récord que indica la buena salud del SIL como escaparate mundial donde presentar las innovaciones de un sector fundamental e imprescindible para la economía”.