El “pago por uso” en las carreteras vizcaínas cumple su calendario

El próximo Pleno de las Juntas Generales de Bizkaia, que se convocará la última quincena de julio, conocerá el Proyecto de Norma Foral de la Diputación para la futura implantación de un canon de uso a vehículos pesados de transporte de mercancías de más de 3,5 toneladas en cinco tramos de carreteras del Territorio Histórico de Bizkaia.

El texto ha superado su fase de discusión en la comisión de infraestructuras y desarrollo territorial del Parlamento de Bizkaia.

De esta forma se va cumpliendo el calendario adelantado por el diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, quien insiste en que el sistema podría entrar en funcionamiento, al menos parcialmente, “en otoño del año 2022”.

“Es fundamental hacerlo de manera consensuada, gradual y teniendo en cuenta las necesidades del sector”, afirma Pradeles.

Esta última parte no se podrá cumplir del todo, puesto que la patronal Asociación Empresarial de Transportes de Bizkaia (Asetrabi) y la Asociación de Transportistas Autónomos/as Vascos/as (Asotrava) se han posicionado en contra de la implantación de un gravamen adicional en el desarrollo de su trabajo.

Señalan que el sector está “económicamente tocado” y que la medida supone una pérdida de competitividad para un colectivo que, mediante otras tasas e impuestos, asume más que de sobra el mantenimiento de las vías públicas, por lo que se podría hablar de un “doble impuesto”.

De hecho, la secretaria técnica de Asotrava, Amaia Martínez, ha manifestado que esta medida, “lisa y llanamente recaudatoria” para cubrir el déficit de las cuentas públicas, “no es fiscalmente progresiva” y profundiza la crisis del transporte.

101,7 kilómetros

El dictamen incluye 15 artículos y 3 disposiciones finales, y con él se pretende encajar jurídicamente un sistema de arcos de control “free-flow” en la red viaria de alta capacidad de Bizkaia.

Serán 101,7 kilómetros afectados en cinco tramos que incluyen la A-8 y la BI-10, desde Basurto hasta el Haya; la N-240 por el puerto de Barazar, desde El Gallo hasta la variante de Ubidea; la N-636 desde Durango a Gipuzkoa (Kanpazar); el corredor del Txorierri (la BI-30 o antigua N-637), entre Erletxes y Rontegi; y la BI-625, desde Laudio hasta Basauri. 

El nuevo sistema de pago por uso para Bizkaia busca, en opinión de sus promotores, garantizar las condiciones óptimas de la red de carreteras en las que será aplicado, mediante una gestión más eficiente y equilibrada, que garantice la suficiente inversión para la conservación, mantenimiento y explotación de la red, así como acercarse a las directrices y objetivos de descarbonización establecidos en la UE, incentivando a los grandes camiones de más de 3,5 toneladas a reducir las emisiones de CO2 y mejorar la seguridad en la red viaria.

Imanol Prades defiende el dictamen
Imanol Pradales, presente en la comisión, defendió el dictamen

Además, la comisión ha aprobado una enmienda transaccional que insta a la Diputación de Bizkaia a que estudie, junto con la de Gipuzkoa, “en un plazo máximo de 6 meses”, la posibilidad de ampliar el ámbito del límite de gasto interterritorial, de tal manera que Gipuzkoa incorpore el uso de la Variante Sur Metropolitana y los Túneles de Artxanda, y Bizkaia añada por su parte la A-636, la conocida como la autovía de Deskarga, de tal forma que estén incluidas “todas las infraestructuras viarias sometidas a peaje de titularidad y gestión foral”.

La aprobación del proyecto se ha venido aplazando a la espera del pronunciamiento favorable de la Comisión Europea. Durante la presentación de la iniciativa, el diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, ya avanzó que la tramitación sólo proseguiría «si se hacía con todas las garantías y seguridad jurídica para evitar cualquier discriminación directa o indirecta, por cualquier motivo, a la hora de la identificar los tramos, colocar los arcos de control y establecer las cuantías del canon”.

Bizkaia ha buscado blindarse ante reclamaciones judiciales como las que ha sufrido Gipuzkoa por el mismo motivo.