El puerto de Santander remodela el emblemático Palacete del Embarcadero

El Plan de Inversiones de la Autoridad Portuaria de Santander para los próximos tres años comienza a cristalizar a partir del mes próximo con el inicio de las obras del emblemático Palacete del Embarcadero.

Con un presupuesto de 1.364.639 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, las obras han sido adjudicadas a una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las firmas Cycasa y Cuevas Gestión de Obras.

Esta actuación se incardina en la previsión de inversión público-privada, cifrada en 216 millones de euros, de los que 71 corresponden a la iniciativa privada y 145 a la administración pública, donde se encuentra esta obra.

Las obras están financiadas con cargo al 2% cultural del Ministerio de Transportes

La antigua estación marítima de pasajeros sufre algunos achaques que aconsejan una actuación, una vez finalice la exposición temporal “El agua espera” que recorre los más de 90 años de historia del edificio y que cerrará sus puertas el 4 de febrero.

A partir de ahí comenzarán unos trabajos que tienen como fin la rehabilitación integral de las cubiertas y fachadas del edificio, reparaciones estructurales, la eliminación de los escalones de acceso al edificio para mejorar la accesibilidad de personas con movilidad reducida, la retirada de la rampa sur, una reorganización del espacio expositivo a base de paneles móviles y del área de atención al público; la renovación de las carpinterías y vidrios exteriores, la renovación de los sistemas de oscurecimiento y control solar, la generación de dos espacios de apoyo destinados a almacén y la renovación de la instalación de climatización.

Un edificio casi centenario

El Palacete del Embarcadero aparece en el logotipo del puerto de Santander, puesto que es uno de los símbolos más reconocibles del mismo, junto con la Grúa de Piedra. Proyectado en 1920 como estación marítima, para pasajeros fue en 1985 cuando se remodeló para convertirse en un centro cultural de la ciudad, un lugar céntrico y emblemático donde albergar eventos y exposiciones.

Según César Díaz, presidente del puerto de Santander, “un espacio expositivo que, junto con el Centro de Arte Faro de Cabo Mayor y la Nave Sotoliva contribuye, sin duda, a aumentar el valor del Anillo Cultural de la ciudad”.

También ha servido para actos y celebraciones de la propia Autoridad Portuaria, como la toma de posesión de Díaz, la presentación de nuevas líneas marítima (como CLdN en el 2016), los hitos exportadores del puerto o el 40 aniversario de Brittany Ferries en el 2018, entre otras.

En estos casi cuarenta años, el Palacete ha acogido seminarios, conciertos, representaciones de teatro, actividades literarias y, fundamentalmente, exposiciones de muy diverso tipo; divulgación científica e histórica, presentación de proyectos de carácter portuario, social e institucional, siendo en el campo del arte contemporáneo donde se han producido las más relevantes. En total, se han celebrado en el Palacete del Embarcadero del puerto de Santander 400 exposiciones y eventos, y recibe anualmente a 50.000 visitantes.