El Festival Marítimo de Pasaia arranca a toda vela en Orio

La III edición del Festival Marítimo de Pasaia – Pasaia Itsas Festibala, da comienzo en pocos días y prepara una jornada previa en la localidad costera de Orio (Gipuzkoa), elegida como punto de encuentro de algunas de las embarcaciones tradicionales que formarán parte del encuentro marítimo.

Se trata de hacer así un reconocimiento a la labor de este enclave en favor del patrimonio marítimo vasco. Orio ha sido durante siglos la ubicación de numerosos astilleros. Allí se han construido tanto embarcaciones de madera que han cruzado el océano como embarcaciones modernas para competir en regatas del más alto nivel.

La labor de personas sensibilizadas con la historia marítima vasca, ha posibilitado la conservación de un tesoro patrimonial de incalculable valor: la colección de planos de los carpinteros de ribera Mutiozabal, el resultado de una trabajo que esta familia desarrolló primero en Agina y después en Orio.

Para subrayar el trabajo desarrollado por la localidad en torno a su historia marítima, se ha organizado este encuentro en el astillero Mutiozabal Txoren Ontziola, un símbolo de esta labor de recuperación y protección del patrimonio marítimo iniciada por el Ayuntamiento de Orio.

Un Festival con eventos previos

Si bien el Festival tiene lugar entre los días 9 y 12 de mayo en el puerto de Pasaia, el 8 de mayo se reunirán algunas embarcaciones tradicionales en la ría oriotarra y, posteriormente, se ofrecerá la conferencia Experiencias constructivas entre la tradición y la innovación, moderada por Xabier Alberdi, director del Museo Marítimo Vasco, y presentada por Oscar Fuertes y Lago Fernández, de Fuertespenedo Arquitectos.

Chile, como país invitado, también tendrá sus representantes, con la intervención de Daniel Bravo, ingeniero naval y navegante de vela internacional que creó el diseño de La Chilota a través del Proyecto Construyendo-vela, y junto a él, los carpinteros de ribera Almonacid, del archipiélago de Chiloé.

El 9 de mayo se celebrará el acto de despedida a las embarcaciones reunidas en Orio antes de su partida hacia el festival marítimo. Ya en Pasaia, siguiendo la estela del barco de Salvamento Marítimo Humanitario, Aita Mari, y acompañados de embarcaciones de diferentes tamaños y procedencias, todos juntos harán la entrada a la bahía de Pasaia por la tarde. Así, llenarán la bahía de color, sonido y aroma marinero durante cuatro días, ofreciendo a los visitantes una oportunidad única para disfrutar de un pueblo de naturaleza marinera.

Entre los actos más destacados, el público tendrá, además subir a bordo de los barcos atracados, por primera vez, la posibilidad única de navegar en barcos emblemáticos, concretamente en dos de ellos: La Recouvrance y Le Biche.

El primero es la réplica de un barco de la marina francesa del siglo XIX. Originalmente destinado al transporte de correo urgente, hoy día es un símbolo de Brest y embajador de esta ciudad bretona.

Por su parte, Le Biche es un queche de dos mástiles y 21 metros de eslora, un atunero tradicional a vela. Construido en 1934, el velero se ha utilizado en la pesca del atún durante 22 años y, actualmente, se dedica al transporte de viajeros que desean conocer de cerca el mundo marítimo.

País invitado: Chile

La cultura marítima de Chile será protagonista en la tercera edición del Festival Marítimo de Pasaia – Pasaia Itsas Festibala, con el objetivo de tener la oportunidad de conocer de primera mano sus proyectos en torno al patrimonio, así como su gastronomía, música y artesanía. Esta muestra de su cultura estará disponible en el puerto de Pasaia para todos los visitantes de un festival que se celebra cada dos años.

Vascos y chilenos mantuvieron una relación comercial y cultural durante siglos y son destacables las acciones que vienen desarrollando en los últimos años para recuperar y salvar su patrimonio marítimo, reconstruyendo embarcaciones significativas de su tradición marítima.