Los tráficos de GNL, en peligro

Según la consultora del sector marítimo Drewry, las amenazas a buques en el Mar Rojo por parte de las milicias hutíes podrían desestabilizar el mercado de gas natural licuado (GNL). La prolongación de los ataques “probablemente” desviará los tránsitos del Canal de Suez, como figura en el análisis, convirtiendo la ruta COGH (Cape of Good Hope, en el Sur de África) como la “única viable”, amenazando las exportaciones de GNL de Medio Oriente a Europa y de EE UU a Asia.

Como refleja Drewry, desde la semana pasada, cinco buques tanques de GNL (incluidos tres cargados y dos de lastre) se han desviado del Canal de Suez. Tres de los buques son cargueros de GNL de Celsius (el “Copenhague”, el “Charlotte y el Ginebra”) y dos de ellos son fletados por la firma comercializadora de energía Gunvor. 

Desde El Canal ya analizamos a principios de esta semana la situación por la que estaba pasando el Mar Rojo, y específicamente el estrecho de Bab-al-Mandeb, que une el Mar Rojo con el Golfo de Adén, y cuyas dimensiones lo hacen muy susceptibles de ataques desde tierra yemení. Aunque el Departamento de Defensa de los Estados Unidos ya ha anunciado una operación de protección de los mercantes en la que intervendrá una coalición de diez países, incluida España, la estabilidad comercial no está del todo asegurada y muchos buques miran el Sur de África como alternativa.

Aumento de precios del GNL

Como consecuencia de la crisis en el Mar Rojo y los efectos que pueda tener en el Canal de Suez, Drewry augura una demanda adicional de toneladas-milla en caso de que se desvíen rutas por la vía surafricana. La consultora calcula que los desvíos del gas qatarí desde el puerto de Ras Laffan a los puertos europeos de Amsterdam, Rotterdam y Amberes, evitando Suez, “aumentaría el tiempo de navegación en aproximadamente un 80%, pasando de 15 a 27 días el tiempo estimado de la ruta”. Esto, anuncian, “se traduciría en mayores costes de envío” y un mayor despliegue de buques.

Drewry especifica que los ataques hutíes a buques y sus consecuencias para el tráfico en Suez podrían provocar un aumento de las tarifas de GNL. Poniendo la lupa, las tarifas de envío para un carrier TFDE (Tri-Fuel Diesel Electric Propulsion, buques especializados en el transporte de gas natural licuado) rondan los $120.000 por día. Y aunque se trata de una tasa un 32% inferior “debido al alto inventario y la tibia demanda”, se espera que aumente “en la próxima semana”.

Las exportaciones de GNL están “amenazadas”, aunque la demanda invernal “persiste”

Para contextualizar las cifras, la consultora refleja que, en el 2023, el 70% de las exportaciones de gas natural licuado estadounidense se han dirigido a Europa, mientras que el 25% van a Asia y el 5% a América del Sur. Por su parte, las exportaciones de Qatar a Asia representaron el 78%, y Europa acaparó el 22% en el último periodo. 

De este modo, Estados Unidos tiene a Europa como principal cliente, mientras que Qatar asume el mercado asiático. Por ello, el transporte de GNL se ha mantenido al margen de las restricciones en el Canal de Panamá, y las preocupaciones actuales ahora sobrevuelan el Canal de Suez como principal damnificado por “convertirse en un paso peligroso para los buques”, como indica Drewry. 

La consultora va más allá y augura una “interrupción” de los envíos de GNL a través del Canal de Suez “si los ataques hutíes en el Mar Rojo continúan”, ya que sigue siendo un paso “popular” y el “preferido” para los envíos con destino a Asia procedentes de Oriente Medio y Estados Unidos (en el caso de Estados Unidos, recordamos, representan el 25% del total, una cuarta parte del GNL que exporta). De hecho, solamente de enero a noviembre de este año, el Canal de Suez ha registrado el 50% de los tráficos de GNL, seguido de COGH (28%) y Panamá (22%). 

Principales rutas maritimas de los buques cargueros de GNL durante el 2023, con el Canal de Suez acaparando el primer lugar, seguido del Cabo de Buena Esperanza (Cape of Good Hope o COGH) y el Canal de Panama
Principales rutas marítimas de los buques cargueros de GNL durante el 2023, con el Canal de Suez acaparando el primer lugar, seguido del Cabo de Buena Esperanza (Cape of Good Hope o COGH) y el Canal de Panamá

Qatar también tiene el Canal de Suez como principal vía de acceso para alcanzar sus mercados, puesto que cerca del 15% del GNL qatarí que llega a Europa pasa por el Mar Rojo, lo que representa entre el 5% y el 6% del suministro total de gas europeo. Tal es así la importancia del Canal de Suez para el mercado europeo, que los precios del gas han aumentado un 7% en un solo un día debido a la inestabilidad de la vía de paso, según recoge Drewry. 

No obstante, la consultora tranquiliza. Cree que el alto almacenamiento de GNL en territorio europeo y la “débil” demanda de Asia “aislarán el mercado en el corto plazo”, aunque la situación se puede agravar si se prolongan los ataques a buques en el Mar Rojo, especialmente teniendo en cuenta que el Canal de Panamá tiene restricciones por la sequía. 

Como respuesta, Drewry se hace eco del aumento de permisos de paso por el Canal de Panamá, que ha anunciado un aumento de tránsitos diarios de 22 a 24 buques, “lo que ayudará levemente a los retrasos” que se puedan generar. Asimismo, cabe destacar que el Canal de Suez sigue siendo más importante en tráfico de GNL que la vía centroamericana, especialmente para las exportaciones a la cuenca del Atlántico procedentes de Oriente Medio.