Pere Aragonès pone en valor el puerto de Tarragona como estratégico y generador de valor añadido 

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha visitado este viernes el puerto de Tarragona, y ha puesto en valor la labor del enclave catalán “como una de las infraestructuras portuarias más importantes del Mediterráneo y estratégica en mercancías como los químicos y cereales”. Un tipo de tráficos que están de actualidad ahora mismo con la guerra de Ucrania y en los que “el puerto de Tarragona se encarga de cubrir estas necesidades”, ha resaltado Aragonés.

Además, Pere Aragonés ha manifestado que el puerto de Tarragona es capaz de generar “valor añadido” como es el ejemplo de la futura Zona de Actividades Logística (ZAL) que “no solo dispondrá de espacio de almacenamiento, también creará actividad industrial en el territorio”.

El presidente del Gobierno catalán ha visitado la nueva Sala de Gestión de Emergencias del puerto de Tarragona

La visita del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha empezado con una reunión con los miembros del Comité Ejecutivo del Autoridad Portuaria. El encuentro ha servido para explicar la realidad actual del puerto de Tarragona, el servicio en el territorio y los proyectos estratégicos de presente y de futuro.

El presidente Josep Maria Cruset ha explicado los principales inversiones que el puerto realizará en el horizonte del año 2023, entre los cuales destaca la urbanización y comercialización de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Vila-seca con una inversión de 30 millones de euros, que se traducirá en un crecimiento de superficie del puerto de un 20,42% (92 hectáreas), y la creación de más de 4.200 puestos de trabajo, un impacto  positivo en tráficos marítimos cifrados en un aumento entre 2,7 y 4,6 millones de toneladas por año. Este proyecto estratégico se completa con dos actuaciones muy importantes desde el punto de vista de la sostenibilidad. 

Cruset también ha explicado el proyecto de mejora y modernización de la PortTarragona Terminal-La Boella, con una inversión privada de más de 25 millones de euros que permitirá aumentar la intermodalidad y las operaciones ferroviarias conectando con el Norte de Europa y consolidando la conexiones con la Península Ibérica. Finalmente, el presidente del puerto ha explicado el estado actual de las obras de construcción de la PortTarragona Terminal Guadalajara-Marchamalo con una inversión de 15 millones de euros; una terminal intermodal multipropósito de 15 hectáreas situada estratégicamente entre Guadalajara y Marchamalo, a 70 kms de Madrid que conectará, en solo 6 horas, con la Terminal Intermodal La Boella. La exposición del presidente del APT ha finalizado con el proyecto de construcción de una nueva terminal de cruceros a cargo del nuevo concesionario, Global Puertos Holding, con un presupuesto de 5,5 millones de euros, situada en el nuevo muelle de Balears (una inversión de 30 millones de euros ejecutada).

Pere Aragonès, durante la inauguración del nuevo edificio de la sede institucional de la Autoridad Portuaria

La visita del presidente del puerto de Tarragona también ha servido como inauguración oficial de la remodelada sede institucional de la Autoridad Portuaria, el emblemático edificio rehabilitado en estos últimos años. En el acontecimiento, el presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, acompañado por el presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT), Josep Maria Cruset; ha contado con la participación de Pau Ricomà, alcalde de Tarragona; Pere Segura, alcalde de Vila-seca; y Álvaro Rodríguez Dapena, presidente de Puertos del Estado. También ha asistido la delegada del Gobierno de la Generalitat en Tarragona, Teresa Pallarès; la presidenta de la Diputación de Tarragona, Noemí Llauradó; el subdelegado del Gobierno en Tarragona, Joan Sabaté; el secretario general del Departament de la Vicepresidència i de Polítiques Digitals i Territori de la Generalitat, Ricard Font; y la directora de  Serveis Territorials de este departamento, Trini Castro. 

Descubrimiento de la placa de inauguración del edificio de la sede institucional

La inauguración de la sede institucional del puerto de Tarragona ha incluido también la visita a la nueva Sala de Gestión de Emergencias, situada en la 5.ª planta del edificio. Se trata de una sala única en el sistema portuario del Estado por su concepción, equipación y comunicaciones. Este nuevo espacio es un paso adelante más en el despliegue de un modelo propio de gestión de emergencias que el puerto de Tarragona lleva diseñando e implementando desde hace 3 años. La sala de gestión de emergencias cuenta con una superficie de 70 m² y está equipada con un videowall y 15 monitores que permiten acceder a información actualizada para una mejor toma de decisiones en situaciones de emergencia. El videowall facilita el acceso a los más de 300 cámaras de vigilancia situadas dentro del recinto portuario y coordinadas desde el Centro de control de Vigilancia (CCV) de la Policía Portuaria.

El presidente de la Generalitat ha visitado un almacén de cereales procedentes de Ucrania

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, también ha visitado un almacén de cereales en el muelle de Castella del puerto tarraconense. El almacén de la empresa Ership, la que mueve más volumen de cereales en el puerto de Tarragona, con 20.000 toneladas de maíz de Ucrania ha sido el escenario para conocer de la mano del presidente del puerto, el estado actual de los stocks de cereales a Tarragona. Cruset ha explicado que en estos momentos los almacenes del puerto están en el 80% de su capacidad con más de 900.000 toneladas de cereales. Un stock que permite tener una capacidad de respuesta a la demanda por encima de las 18 semanas, superior a la capacidad de hace un año que era de 11 semanas y 580 mil toneladas. Cruset ha explicado también que la entrada de cereal procedente de Ucrania se produce principalmente entre noviembre y febrero y, por lo tanto, la mayoría de las importaciones ya estaban en Tarragona cuando el conflicto entre Rusia y Ucrania estalló ahora hace un mes. El puerto de Tarragona es el principal puerto de entrada de cereales en el Estado español con más de 5 millones de toneladas anuales de media en los últimos años y el primero del Mediterráneo en este tipo de tráfico. Los cereales importados a través del puerto están destinados a la elaboración de piensos para la alimentación animal para centros de producción situados, principalmente en Catalunya (Lleida) y Aragón, donde se concentren hasta 140 millones de reses de granja de todo tipo.


Edificio de la sede institucional del puerto de Tarragona