El puerto de Tarragona revisa su Plan de Sostenibilidad con 26 objetivos y 114 acciones

El documento pretende reforzar las estrategias de #RumbEcoPort2027 y consolidar la apuesta por la sostenibilidad del recinto catalán

El puerto de Tarragona ha anunciado la tercera actualización de su Plan de Sostenibilidad, que presentó su primera versión el pasado mes de julio del 2020.

En esta nueva versión, que refuerza la estrategia #RumbEcoPort2027 del recinto catalán, se recogen 26 objetivos y 114 acciones, divididas en los ámbitos de Sostenibilidad Ambiental, Descarbonización y Crecimiento Sostenible, y Compromiso Social.

Entre las nuevas incorporaciones, el puerto de Tarragona destaca el impulso y la instalación de desalinizadoras para labores de limpieza; proyectos de restauración marina; restauración ambiental de la margen derecha del río Francolí; recogida de residuos en el mar; Plan de Movilidad Sostenible; proyectos de descarbonización como placas fotovoltaicas, electrificación de muelles y uso de nuevos combustibles; la creación de Blue Innovation Hub, y la generación de nuevos espacios sociales.

“Con este Plan, el puerto de Tarragona profundiza su compromiso con la descarbonización y la lucha contra el cambio climático dentro de sus instalaciones, pero con una visión claramente metropolitana”, explica Saúl Garreta, presidente de la Autoridad Portuaria. Y es que el Plan reúne objetivos sostenibles definidos a partir de los ODS de la ONU.

Acciones estratégicas

El Plan incorpora proyectos alrededor de la economía azul, como es el ejemplo de Blue Innovation Hub, del que ya hablamos en El Canal. Se trata de un programa que pretende crear un ecosistema para el impulso de empresas innovadoras alrededor de la economía azul.

En este sentido, busca favorecer la generación y la implementación de iniciativas innovadoras, la creación de un ecosistema empresarial, e impulsar el desarrollo territorial.

Por lo que respecta a la biodiversidad, el puerto de Tarragona contempla participar en la restauración de diferentes espacios húmedos que se encuentran en zona de influencia portuaria.

Es el ejemplo de la restauración de los Prats d’Albinyana de la Pineda, que forman parte de la Red Natura 2000; la renaturalización de la margen derecha de la desembocadura del río Francolí, o la recuperación de la desembocadura del río Gaià.

En la misma línea, el proyecto Anella Blava pretende la plantación de Cymodocea, una planta marina, en la playa del Miracle. También, la instalación de biotopos en la misma playa con el objetivo de favorecer la regeneración de la vida marina.

Y por lo que respecta a la descarbonización, el puerto de Tarragona busca implementar nuevas energías renovables. En este sentido, destacan proyectos como el impulso del hidrógeno verde a través del Vall de l’Hidrogen de Catalunya, la Energètica, APPORT o la Alianza Net-Zero MAR. También, la instalación de paneles solares y la electrificación de los muelles y sus grúas.

Sobre ello, el puerto de Tarragona contempla destinar 15,6 millones de euros a la electrificación de los muelles de Balears, Andalusia y Cantàbria. El primero cuenta con una inversión de 10,2 millones de euros y un plazo de ejecución de 2 años, del 2024 al 2026. El segundo, dispone de una inversión de 4,1 millones de euros y un plazo de ejecución de 2 años, del 2027 al 2028. Y para el último, se destinarán 1,2 millones de euros y se desarrollará en paralelo a la electrificación del muelle de Andalusia.