El puerto de Valencia tendrá lista su segunda planta solar a finales del 2024

La segunda planta solar fotovoltaica del puerto de Valencia, ubicada sobre el silo de vehículos de la concesión VTE (Grupo Grimaldi) en el dique Este, prevé finalizar su instalación en el último trimestre de este año.

Las obras, que empezaron en marzo del 2023, corren a cargo de la UTE Lantania S.A.U., y Tecmo Instalaciones, y cuentan con una inversión de 13 millones de euros (IVA no incluido), así como la ayuda de los Fondos Next Generation.

El objetivo del proyecto es, según el puerto de Valencia, “seguir avanzando en el desarrollo energético sostenible”. De hecho, la planta generará aproximadamente el 11% de la electricidad que demanda el recinto portuario para su funcionamiento. En este sentido, el proyecto forma parte de una estrategia conjunta entre el puerto de Valencia y el Grupo Grimaldi (concesión de VTE) para avanzar en el proceso de descarbonización y “alcanzar el objetivo cero emisiones en los muelles”.

La planta se ubica sobre una superficie de 27.700 m2, “equivalente a casi cinco campos de fútbol” en la cubierta de la terminal. La infraestructura dispondrá de 10.773 módulos fotovoltaicos instalados sobre una estructura metálica inclinada a 4 grados y con orientación Sur. Se instalarán cuatro transformadores en dos centros de transformación, con dos unidades de 1.250 kilovoltamperios (kVA) cada una, y otras dos de 1.600 kVA. Con ella, se generará alrededor de 9.000 Mwh/año.

La planta solar en construcción es la segunda instalación fotovoltaica que ha adjudicado el puerto de Valencia. La primera de ellas fue la planta del dique Príncipe Felipe por parte de la UTE PAVASAL-PAVENER, que ya está en fase de pruebas

Este primer parque solar generará 2.353 Mwh/año, que equivale al 3% de la energía eléctrica consumida en el recinto. Con estas dos plantas, el puerto de Valencia obtendrá el equivalente al 14% de su consumo eléctrico.

Próximo paso: tercera central fotovoltaica

El puerto de Valencia ya está estudiando nuevas ubicaciones para situar una tercera central fotovoltaica, que “tendría un tamaño superior a estas dos”, como anuncia el recinto.

Y es que la apuesta de la dársena valenciana para conseguir la neutralidad de emisiones pasa también por la planta solar del puerto de Gandía, que está previsto que “en breve” entre en funcionamiento. Ubicada en el tinglado 4 sobre una superficie de 4.500 m2, tiene una potencia de 990 Mwh/año.

En la misma línea, el puerto de Valencia ve “imprescindible” la construcción de una nueva subestación eléctrica “que permita afrontar los nuevos requerimientos de consumo derivados de los planes para proporcionar suministro eléctrico a los buques amarrados”.

El Gobierno ya ha licitado esta infraestructura, que cuenta con el apoyo de la Comisión Europea a través del Mecanismo CEF (Connecting Europe Facility), y cuyo contrato tiene un valor estimado de 14,5 millones de euros.