Llega al puerto de Cartagena la plataforma petrolífera “Transocean Barents”

Al puerto de Cartagena ha recalado este jueves la plataforma petrolífera Transocean Barents (en concreto, en el fondeadero) donde permanecerá varios días hasta que atraque en el Dique Suroeste, según ha informado la Autoridad Portuaria de Cartagena (APC).

Una vez realice el atraque, permanecerá allí seis meses con el objetivo de iniciar las labores de mantenimiento y reparación. Entre los objetivos de estos trabajos, está la reducción de su altura “para poder pasar el puente del Bósforo en su destino a Rumanía”.

La plataforma offshore -de aguas ultraprofundas- es una unidad “semi sumergible de doble actividad”, apunta la APC. En concreto, cuenta con  295 metros de eslora, 70 metros de manga y 49.000 toneladas GT.

Cartagena busca posicionarse como hub en esta línea de negocio

El vicepresidente de la APC, Pedro Pablo Hernández, ha resaltado que las plataformas offshore es una línea de negocio “en la que estamos trabajando desde hace unos años para posicionarnos como hub logístico, dentro de nuestra estrategia de diversificación de tráficos, que genera oportunidades y empleo en el entorno”.

En este sentido, ha explicado que las labores de mantenimiento y reparación de esta plataforma offshore estarán a cargo de las empresas que conforman el tejido industrial de Cartagena, como Herjimar y Mecánicas Bolea.

“Además, la plataforma llega con su tripulación al completo, es decir, con 144 tripulantes, lo que se traduce en beneficio social para la ciudad, tanto para la promoción turística como para el comercio y la hostería”, señala Hernández.

La APC ha recordado que Cartagena dispone de la infraestructura logística y la capacitación especializada para la reparación y mantenimiento de plataformas petrolíferas. “El puerto dispone de uno de los precios más competitivos entre los puertos españoles y un muelle de 780 metros de línea de atraque, con más de 20 metros de profundidad y 20.000 metros cuadrados de área útil para buques de larga estancia y plataformas petrolíferas”.

Unas infraestructuras que crecerán con la Terminal de Barlomar, que será una de las terminales “más modernas y sostenibles” del mundo, con 58 hectáreas de superficie y una zona de atraques para la industria offshore de 2 hectáreas.

A ello se suma la capacidad de proporcionar mano de obra cualificada al estar en el Valle de Escombreras, el principal polo industrial de España, y contar con especialistas de la industria Naval, como Navantia, formación especializada con la UPCT y los grados de FP, y de una industria auxiliar capaz de dar respuesta a las necesidades del sector.

“Desde finales del 2018 el puerto de Cartagena se ofrece a las empresas como puerto seguro para buques off-shore y han permanecido atracados en estancia prolongada, para trabajos de acondicionamiento y mantenimiento, 9 buques de este tipo, en estancias con duración desde los tres meses hasta ocho”, concluye la APC.