P&O Cruises despide la temporada de cruceros de verano

La temporada de verano ha finalizado para P&O Cruises al anunciar su presidente, Paul Ludlow, la ampliación de la moratoria en sus operaciones hasta el próximo 15 de octubre. La compañía británica, filial del Grupo Carnival, se une así a otras navieras que se han visto afectadas por la crisis sanitaria provocada por el Coronavirus, Covid-19, y han aplazado también sus cruceros a diferentes fechas.

Así la compañía Cunard mantiene sus buques parados hasta el 31 de julio, al igual que Royal Caribbean; Saga Cruises suspende sus operaciones al menos hasta el primero de septiembre, como Viking Ocean Cruises; y Princess Cruises hace lo propio hasta el final de la temporada veraniega. Algunos de los operadores, como MSC Cruceros, aún mantienen sus fechas de reinicio a mediados de julio; Costa Cruceros lo hará a finales del mismo mes.

Otras compañías son más atrevidas y, por ejemplo, Fred Olsen retomará sus cruceros a final del mes de junio, Ponant comenzará a navegar el próximo 7 de julio y Hurtigruten anuncia tres cruceros a partir de mediados de junio. La española Pullmantur retoma sus operaciones en el Mediterráneo y el norte de Europa la primera semana de julio.

Paul Ludlow, presidente de P&O Cruises

“Cómo” antes que “cuándo”

Paul Ludlow, en un comunicado señala que su enfoque operativo no es «¿cuándo podemos reanudar la navegación?» sino que es «¿cómo podemos desarrollar un protocolo de reinicio completo que mantendrá a todos a bordo, tripulación e invitados, seguro y bien y todavía dar a nuestros huéspedes unas vacaciones increíbles?». Por tanto, no se trata de fijar una fecha específica, sino de “coordinarse con los organismos de salud pública pertinentes para aprobar una mayor mejora de nuestras ya estrictas medidas de salud y seguridad”.

Ludlow explica que en P&O Cruises están trabajando con organismos gubernamentales e industriales al más alto nivel posible, como Salud Pública de Inglaterra y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades norteamericano (CDC), para revisar cada aspecto de las travesías y establecer un marco de políticas y procedimientos. Se trata de “adoptar las mejores prácticas” en la gestión de Covid-19 en la industria de cruceros.

Anterior artículoPorts de la Generalitat destina 3,9 millones para reparar los daños de L’Ametlla de Mar
Siguiente artículoEl puerto de Cartagena recibe 121 solicitudes para ayudas solidarias