El aéreo espera que la plataforma Vellore alcance la “eficiencia” de los port community system

Creada para agilizar procesos en el transporte aéreo, Vellore continúa incorporando funcionalidades

El sector aéreo confía en que la plataforma Vellore -herramienta que tiene como objetivo agilizar los procesos de transporte aéreo de mercancías de los transitarios- alcance los niveles de eficiencia mostrados por los port community system del ámbito marítimo.

Esta es una de las conclusiones de la jornada Despegando hacia la eficiencia, organizada por la comisión de carga aérea y seguridad logística de Barcelona-Catalunya Centre Logístic (BCL), que reunió a una nutrida representación de profesionales de la comunidad de carga aérea de Barcelona.

En este contexto, Sandra Mena, directora del Departamento Comercial de Portel Logistic Technologies, destacó que el objetivo final que se busca con la plataforma Vellore es “llegar a tener la eficiencia que tienen los puertos y el sector marítimo con sus port community system”.

“Si los operadores alimentáis la plataforma, toda la comunidad de carga aérea se podrá aprovechar del envío sin papeles y otros operadores verán que hay un beneficio real en la digitalización”, añadió Mena. Asimismo, señaló que Vellore “está al servicio” de la comunidad de carga aérea y que, por esta razón “las nuevas funcionalidades que se van implementando en la plataforma son la respuesta a las necesidades que nos habéis planteado los operadores”.

Vellore continúa incorporando nuevas funcionalidades

En esta línea, apuntó que la experiencia de Portel en el sector aéreo y las aplicaciones “que ya teníamos desarrolladas se han fusionado con Vellore y continuaremos añadiendo más funcionalidades específicas y necesarias para las operaciones de carga aérea”.

Por su parte, Alfonso González, director de Innovación de Portel, explicó la funcionalidad de importación de Vellore, que se centra en los procesos de recogida de carga aérea sin utilizar el papel y, para ello, los que intervienen en este proceso (transitarios, handling, Aduana, Aena, transportista y conductor) “pueden intercambiarse información y documentos”.

Además, el módulo de importación de Vellore va a incluir en breve nuevas funcionalidades como, por ejemplo, la digitalización de futuras gestiones aduaneras (G3, G4 y otros); las solicitudes de servicios entre actores (posicionados, paletizados, etiquetado, etc.); mejoras en las entregas con generación de P.O.D., ampliado e integración con terminales que usen sistema propio con DLV; el control de garantías para ADT basados en entradas y salidas de Vellore y partidas arancelarias reales; o la gestión de cesiones de mercancía, por envío y globales.

Por lo que respecta a la nueva funcionalidad de exportación, que próximamente estará operativa, González señaló que el módulo “está alineado con los programas IATA y cumple con iniciativas como e-Freight y e-AWB”, añadiendo que incluye a las líneas aéreas y, en un futuro, a las compañías de handling de segunda línea y cargadores. Además, va a permitir tener una trazabilidad completa de los mensajes y podrá enlazarse directamente con cualquier ERP estándar del mercado.

Al igual que el módulo de importación, el de exportación “tendrá funcionalidades adicionales” como, por ejemplo, la digitalización de futuras gestiones aduaneras (EXS, ETD, G5, etc.); las solicitudes de servicios entre actores (posicionados, paletizados, etiquetado, etc.); las entregas concertadas en las terminales y las Órdenes de Transporte; el control de credenciales de conductores para operaciones o las estadísticas e indicadores

Aena destaca que la plataforma Vellore “es ya una realidad”

El director general de BCL, Santiago Bassols, fue el encargado de dar la bienvenida y durante su intervención pidió a la comunidad de carga aérea su involucración en los procesos de innovación y de digitalización para que “nuestro sistema aeroportuario pueda competir con otros aeropuertos europeos”.

Tras Bassols, Ana Chamorro, técnico de Operaciones Aeroportuarias de la División de Desarrollo de Carga Aérea de Aena, empezó destacando el incremento que está experimentando la carga aérea durante los primeros meses del año y en comparación con el 2023, tanto en el conjunto de los aeropuertos de la red de Aena como en el de Barcelona.

Seguidamente, se refirió a los beneficios que la digitalización imprime en el transporte de mercancías, indicando que permite “una mayor visibilidad y control de la ubicación de las mercancías en todo momento, la eliminación de tareas manuales y la reducción de errores, una mayor seguridad de las mercancías y prevención de pérdidas, el poder tomar decisiones informadas gracias a los datos en tiempo real y unas entregas precisas con notificaciones actualizadas para los clientes”.

Pero la digitalización “también plantea retos y desafíos”, señaló Ana Chamorro, y en este escenario, hizo hincapié en la apuesta de Aena “por ayudar al sector de la carga aérea a digitalizarse”. En concreto,  señaló que en el 2020 licitó y adjudicó un proyecto a Portel para la puesta en marcha de Vellore, un Cargo Community System (CCS) que “permite agilizar los procesos de recogida de carga aérea, evitando el uso de papel”.

“El coste lo asumió Aena para que no lo tuvieran que hacer los operadores”, añadió Chamorro, quien recalcó que Vellore “es una realidad” desde el 2022. De hecho, “está en funcionamiento en 13 aeropuertos de la red Aena y cuenta con cinco aplicaciones o apps para la importación de carga aérea”.

Desde el año 2018, Portel cuenta con una plataforma denominada Air Freight Solution, la cual permite realizar los trámites de exportación aérea de forma digital y que gestiona actualmente más de 35.000 e-AWB anuales y 30 transitarios. Dicha plataforma está en proceso de integración con Vellore, por tanto, esta dispondrá de un nuevo módulo para optimizar los trámites de exportación, cubriendo así ambos flujos mediante una única solución global.

Proyecto Muelle Digital

La última intervención fue la de Jaume Adrover, director general de GPA y responsable de la comisión de carga aérea y seguridad logística, que explicó el proyecto denominado Muelle Digital que nació “de la voluntad de ofrecer una plataforma colaborativa para los operadores de la cadena de valor de la carga aérea”. 

En este sentido, el objetivo del proyecto era el de ofrecer una “visión operativa”, dotando de mayor eficiencia a los procesos que se producen desde que el transportista recoge la mercancía en el almacén del expedidor o transitario, y la lleva hasta alguna de las terminales de carga del aeropuerto; y una “visión estratégica”, elaborando un cuadro de mando de la carga aérea que permita visibilizar mejor, a nivel de terminal de carga aérea, aeropuerto o mercado, cuáles son las principales tendencias e indicadores que pueden ayudar a planificar mejor sus actividades.

A partir de aquí, se utilizaron algoritmos de inteligencia artificial (IA) para realizar un cálculo de los principales indicadores (tipología de mercancías, programación de vuelos, programación de camiones aéreos, entre otros) para, posteriormente, obtener unas previsiones de flujos de carga globales por aeropuerto, por tipología de carga y mercado y, también, previsiones de volumetrías de carga por día y número de vuelo.

El resultado de aplicar la IA en el proyecto Muelle Digital ha permitido que “podamos predecir, con un 84% y un 97% de acierto, las previsiones de carga aérea por tipo de flujo, de compañía y por tipo de avión a 8 meses vista”, indicó Jaume Adrover.

Además, también se ha desarrollado una calculadora de emisiones que sirve para evaluar el impacto ambiental asociado con el servicio de transporte aéreo de mercancías. Según el responsable de GPA, “esta calculadora busca incorporar las emisiones de los procesos complementarios a la parte aérea en sí, para hacer un cálculo integral de la huella, incorporando, entre otros, estimaciones de emisiones referentes al uso de vehículos y maquinaria durante la carga y descarga de mercancía, el embalaje utilizado, y la gestión de los residuos”.

El proyecto Muelle Digital, que se ha desarrollado con la colaboración de GPA, Portel, el Clúster Digital de Catalunya, el Cluster de Movilidad y Logística de Euskadi y AIS Group, ha contado con fondos Next Generation de la Unión Europea, canalizados a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.