El Port Vell de Barcelona completará su “segunda gran transformación” en 2025-2030

El Port Vell ha presentado este jueves su nuevo Plan Estratégico para el periodo 2025-2030, que prevé desplegar 250 millones de euros y ampliar la zona de influencia de la antigua dársena barcelonesa 15 hectáreas hacia el Sur. La hoja de ruta prevé una “segunda gran transformación” de este espacio a efectos de abrirlo aún más a usos ciudadanos, según han subrayado el director del Port Vell, David Pino, y el presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó. Como ha explicado Salvadó, aunque el plan anterior aún está en vigor, “el 80% de las acciones están acabadas o en desarrollo” dada la prioridad que ha requerido la celebración de la Copa América. 

La transformación que ha experimentado el Port Vell en el último año se ha intensificado para adaptarse a las circunstancias de la competición. “La Copa América ha comportado la necesidad de reprogramar y redefinir las prioridades para estar más preparados para acoger su celebración; con esta redefinición, no tenía sentido continuar trabajando a partir del Plan Estratégico 2020-2025, por lo que se ha avanzado la edición del siguiente plan con el objetivo de que en noviembre tenga continuidad la segunda gran transformación del Port Vell”, ha esclarecido Salvadó. 

Tal y como han detallado David Pino y Lluís Salvadó, una de las principales bazas de este nuevo Plan Estratégico es la ampliación de la zona de influencia del Port Vell hacia el Sur. Precisamente, como ha señalado Salvadó, esta tendencia coincide con la voluntad del puerto de Barcelona de concentrar su actividad comercial hacia esa dirección, con el traslado del tráfico de contenedores hacia el muelle Catalunya, en el Prat de Llobregat. 

La ampliación del Port Vell hacia el Sur coincide con la voluntad del puerto de Barcelona de concentrar su actividad comercial hacia esa dirección

Durante el último año, ya se habían anunciado diferentes acciones en esta dirección, como es el desplazamiento de la actividad de cruceros del muelle Barcelona, donde se ubica el World Trade Center, al muelle Adossat; la reforma de los tinglados del muelle Oriental; la recuperación de los tinglados del muelle de Sant Bertran para instalar BlueTechPort; el replanteamiento de las concesiones del muelle de Espanya, donde se sitúa el Maremagnum, o la recuperación ciudadana del muelle de Pescadors

David Pino, durante la presentacion del Plan Estrategico 2025-2030 del Port Vell
David Pino, durante la presentación del Plan Estratégico 2025-2030 del Port Vell

Ahora, todas estas acciones pretenden consolidarse en este nuevo plazo que marca el Plan Estratégico. En concreto, el programa sigue con la filosofía de transformar el Port Vell en un activo para la comunidad marítimo-logística-portuaria, fomentando la atracción de empresas y start-ups para generar un polo innovador, así como para la ciudadanía de Barcelona, su área metropolitana y el resto del territorio. “Se potenciará un nuevo modelo de ocio y comercial más enfocado en las personas del entorno”, ha anunciado David Pino, explicando que se combinará el carácter turístico y ciudadano de la infraestructura histórica. 

No obstante, como ha aclarado David Pino a El Canal, aún queda por definir el Master Plan, “un documento urbanístico de detalle que tenemos que trabajar con el Ayuntamiento para definir algunos ámbitos de actuación”. En este sentido, quedará por concretar los usos de algunas concesiones que finalizan en este periodo, como es el caso de algunos espacios ubicados en el muelle de Espanya.

En este paquete de concesiones que finalizan “y no se renuevan”, como ha remarcado David Pino, también estarían las terminales de cruceros del muelle de Barcelona. Este espacio busca reconvertirse ahora en un entorno ciudadano con una rambla de mar que dé continuidad a Las Ramblas, permitiendo que el ciudadano pueda llegar a la lámina de agua en un entorno integrado, pasando por el Port Center que se está construyendo en el edificio del Portal de la Pau, o tomando un bus náutico desde el muelle de Drassanes al muelle de Llevant, algo que ya podrá hacerse en julio.

Según han podido confirmar David Pino y Lluís Salvadó, para la transformación de los tinglados de Sant Bertran se prevé que “a finales de este año estemos en fase de licitaciones, más un par de años de ejecución de obra”, coincidiendo con las previsiones de finalizar las obras del nuevo BlueTechPort en el 2027. Por lo que respecta al transbordador que unirá los muelles de Espanya y Pescadors, entre el 2025 y 2026 se definiría el modelo de negocio y los aspectos más técnicos, y se pondría en marcha en el 2027 o principios del 2028. 

Más trabajadores y empresas vinculados al sector marítimo

Otro de los cimientos del plan es incrementar el carácter marítimo del Port Vell a partir del incremento de trabajadores y empresas vinculados al sector. En esta línea, el Port Vell se marca como objetivo alcanzar antes del 2030 los 10.000 trabajadores, y que un mínimo del 30% se dedique al sector náutico. Ello se facilitará mediante la habilitación de espacios del muelle de Barcelona para la náutica, algo que “se está planteando”, como ha explicado David Pino. 

El Port Vell se marca como objetivo alcanzar antes del 2030 los 10.000 trabajadores, y que un mínimo del 30% se dedique al sector náutico

Toda esta apertura de espacios y rehabilitación de infraestructuras se engloba dentro de la que es considerada la segunda gran transformación del Port Vell, que no solo plantea mejoras urbanísticas, sino también energéticas, como es el caso de la instalación de placas solares en espacios como la lonja de pescadores. En este sentido, se diseñarán y desarrollarán cinco islas climáticas y zonas verdes con elementos urbanos que incorporen la generación, uso y almacenamiento de energías renovables.

Jordi Torrent, responsable de Estrategia del puerto de Barcelona, junto a Lluis Salvado y David Pino
Jordi Torrent, responsable de Estrategia del puerto de Barcelona, junto a Lluís Salvadó y David Pino