Ports de la Generalitat coopera en innovación y en estimular la energía verde a través del proyecto Psamides

Enric Martínez, director de la Zona Portuaria Sur de Ports de la Generalitat, es uno de los líderes del proyecto europeo Psamides y explica el balance de los tres años de implementación de esta iniciativa, así como las previsiones más inmediatas para el futuro del plan que ha liderado.

El proyecto europeo Psamides tiene como objetivo optimizar el funcionamiento de los puertos pequeños y medios a través de la implantación de herramientas innovadoras que ayuden a gestionar los flujos turísticos, controlar mejor los costes, proporcionar más servicios a los usuarios y estimular la eco-innovación de estos puertos, reduciendo las externalidades ambientales derivadas de la actividad turística. Las pruebas que ha llevado a cabo Psamides durante estos tres años han sido los puertos de La Ràpita y Blanes. El proyecto incluye diez socios: Ports de la Generalitat de Catalunya; Ports Illes Balears; puerto de Sète; puerto de Iraklion; Pôle Mer Med; Athena R&Y Center; IMT Montenegro; la Universidad de Rijeka; SAS Noveltis; y la EPM (Eurorregión Pirineos-Mediterráneo), de la cual la Generalitat de Catalunya es miembro fundador, con el Gobierno de les Illes Balears y la Región de Occitania (Francia).

Enric Martínez
Director de la Zona Portuaria Sur de Ports de la Generalitat
Enric Martínez
Director de la Zona Portuaria Sur de Ports de la Generalitat

¿Cómo surge la idea?

Sobre cómo surgió la idea de Ports de la Generalitat de participar en el proyecto Psamides, Enric Martínez explica que «a través de la Eurorregión, que aglutina los intereses compartidos de la Occitanie y Catalunya, y que fue financiado por el programa Interreg-MED de la Unión Europea. El proyecto se inició en enero del 2020 y finalizó en junio de 2022’’.

La innovación ha permitido optimizar las funciones de los puertos pequeños y medianos

Martínez nos detalló que el proyecto tenía una doble vertiente, por un lado, la innovación y el mundo del big data para rentabilizar al máximo la información de los puertos y, por otro lado, la mejora de la eficiencia. «La idea era crear un ecosistema de puertos medianos y pequeños del Mediterráneo para compartir experiencias, herramientas innovadoras y así poder mejorar de forma conjunta toda la gestión portuaria de este tipo de instalaciones’’ apuntaba Martínez.

El puerto de La Ràpita será un referente en cuanto a responsabilidad corporativa ambiental

Reducción del impacto ambiental

En lo que se refiere al impacto medioambiental del proyecto, Martínez señala a que «la búsqueda de la eficiencia energética de los puertos fue uno de nuestros ejes estratégicos, reduciendo el impacto medioambiental que ayuden a gestionar el impacto turístico’’. Además, desde Psamides se llevó a cabo una función de monitorizar el uso de los barcos, de consumos eléctricos, calefacción, y agua potable con la finalidad de monitorizar el consumo de los recursos hídricos y energéticos. En esta misma línea, también se instaló un pavimento fotovoltaico en el puerto de La Ràpita para incrementar y diversificar la producción de fuentes de energía y energía solar. Además, y gracias al proyecto se consiguió crear unas papeleras flotantes para la recogida de sólidos flotantes y así mejorar la calidad de las aguas de los puertos.

Psamides como herramienta para mejorar los procesos de gestión y eficiencia

Martínez subrayó, que «Psamides no es un proyecto para ofrecer servicios, sino que es una herramienta para potenciar el trabajo compartido en comunidad por todos los puertos participantes, y mejorar todos los procesos de gestión sobre todo de la eficiencia’’. Según Martínez, «más que servicios hemos trabajado en diferentes ámbitos, uno de ellos es la obtención de datos a través de monitorizar el uso que se hace de los amarres en cuanto a la frecuencia de entradas y salidas de barcos, ya que todo ello nos permite optimizar y hacer políticas dirigidas a potenciar el uso del amarre y que los gastos asociados al mantenimiento se ajuste al uso que se le está dando a aquella embarcación’’.

En el puerto de Blanes se ha instalado una nueva torreta inteligente que detalla informaciones en cuanto a consumo asociado a cada usuario

Resultado de las pruebas piloto en los puertos de Blanes y La Ràpita

Asimismo, continúa Enric Martínez, «en el puerto de Blanes instalamos una nueva torreta inteligente que detalla informaciones en cuanto a consumo asociado a cada usuario en concreto, asociada a unos servicios de facturación y que, a la vez da una información respeto al uso que hace el propietario de la embarcación’’. En este sentido, «el resultado ha sido muy positivo ya que se ha conseguido ahorrar mucha agua’’, señala Martínez.

Además, y en lo que se refiere al puerto de La Ràpita, Enric Martínez detalló que se han llevado a cabo tres acciones. Una de ellas el pavimento solar en la zona del paseo marítimo para aprovechar superficie portuaria, «aunque aún hay un margen de mejora al respecto’’, anuncia Martínez. La segunda, ha sido la instalación de cámaras de muy alta definición para controlar las pautas de comportamiento de los usuarios en la zona de amarres, además de dos cámaras en la bocana del puerto que facilita la información respecto horas y salidas de embarcaciones, tipología de embarcación y la velocidad que llevan éstas. Y, en tercer lugar, se ha instalado un software de inteligencia artificial para detectar manchas en el agua, así como la instalación de una regla de mareas para poder medir las mareas que se están produciendo en cada momento.

Conclusiones extraídas y plasmación de los resultados en el Libro Blanco

El Libro Blanco de Psamides hace un análisis interpretativo de cómo ha ido el proyecto visualizando los puntos fuertes y débiles del mismo. El Libro Blanco también ha extraído los resultados obtenidos en las diferentes pruebas piloto y, en este sentido, no solo se valora de forma positiva los objetivos obtenidos, sino que también pone de manifiesto que hay una gran amplitud de aplicación de muchas de las medidas implementadas en el proyecto detectando en fase test que se podrían usar para otros ámbitos donde aún no se han implementado estas medidas.

Siguiendo esta misma línea, Martínez ha manifestado que ‘’existe un nuevo plan de puertos que ya está en marcha, el cual prevé toda una serie de inversiones en materia de innovación y ya está previsto implementar, para el año que viene, en algún puerto de la Generalitat el control mediante cámaras’’.

El paseo marítimo de la Ràpita dispone de un tramo de pavimento solar pisable

Los puertos más grandes como referencia para el proyecto Psamides

Sobre si han tomado como referencia algunas de las acciones que llevan a cabo puertos más grandes como Barcelona o Tarragona, Enric Martínez ha aclarado que «en temas de sostenibilidad ambiental todos los puertos estamos actuando de la misma manera, con el incremento de la eficiencia energética, el cambio del modelo de combustión o la movilidad sostenible’’. Pero a su vez, apunta que en cuanto a tecnologías innovadoras de control y mejora de la eficiencia se está hablando de dos ámbitos completamente distintos. En este sentido, se apunta desde el proyecto Psamides que «estamos en niveles muy diferentes ya que la mayoría de las herramientas importantes que se están desarrollando en estos puertos grandes están pensadas para otro nivel diferente al que los puertos pequeños y medianos requieren para su integración en el territorio’’.

La experiencia de trabajar por primera vez en un proyecto europeo y perspectivas para el 2023

Enric Martínez ha dejado claro que «la experiencia de Ports de la Generalitat de trabajar en un proyecto europeo ha sido muy positiva porque estos proyectos han estado participados directamente por administraciones y, en este sentido, los líderes de estos proyectos hemos acabado siendo los puertos. Hemos compartido experiencias y problemáticas reales del día a día’’. Así pues, las herramientas que se han desarrollado han ido muy alineadas a las necesidades que requieren los gestores portuarios.

En cuanto al futuro, Martínez reconoce que «el propósito es seguir trabajando con el respaldo de las diferentes administraciones y gestores privados que nos han ayudado en este proyecto’’. También ha reconocido que ‘’muchos actores públicos y privados se nos han acercado para saber de nuestro proyecto, como son diferentes puertos privados de Catalunya, la Associació Catalana de Ports Esportius i Turístics (ACPET), o startups francesas y belgas, entre otras. A todas ellas hemos intentado dar salida para que puedan difundir y aplicar sus propuestas en el ámbito privado’’. Por último, y en cuanto al futuro más inmediato y a seguir dándole continuidad al proyecto Psamides, que se ha mostrado receptiva de que a principios del año 2023 sea clave para decidir si pueden seguir con la implementación de sus políticas en los puertos, en el objetivo de crear green ports en el territorio catalán, y, por lo tanto, de seguir implementando y extendiendo a más puertos del territorio el plan que han llevado a cabo entre el 2020 y el 2022.

Proyecto Psamides

YouTube video

Participantes en el proyecto Psamides: